Qué son las enfermedades crónicas y cómo tratarlas

93
- Publicidad -

En realidad una enfermedad crónica, según la Organización Mundial de la Salud, es toda aquella que tenga una duración igual o mayor a 6 meses. Cualquier enfermedad desde un cáncer, diabetes, tos o colitis, es crónica cuando no te has podido librar de ella por un tiempo. Así que si tienes problemas digestivos como estreñimiento y crees que eres así porque lo has tenido toda la vida, lamento decirte que en realidad padeces de una enfermedad crónica.

Pensarás que una alergia o un estreñimiento no son letales como un cáncer o alguna enfermedad cardiovascular, pero en realidad las enfermedades crónicas sea cual sea su tipo, son la principal causa de muerte en el mundo. Lo grave de ellas es que no nos las tomamos muy enserio, pero en realidad este tipo de padecimientos son los más costoso, por el tiempo de duración y lo más peligrosos. Implican un deterioro gradual del cuerpo que puede pasar desapercibido y que  poco a poco derivan en enfermedades mayores letales o sin cura.

Publicidad

A nadie le gusta escuchar que una gastritis o un reflujo se pueden volver un cáncer de esófago, pero es real . Ahora, ¿por qué una enfermedad se vuelve crónica?
Existen varios factores que la provocan y de la misma manera es como debe ser tratada. Si tienes una gastritis de siempre, no basta con que vayas al médico y te tomes un antiácido o sigas un tratamiento. Si no abordas tus padecimientos crónicos de una manera adecuada, seguirás sufriendo siempre de lo mismo.

En casos como el cáncer y otras, existe un innegable factor genético; sin embargo, hay una frase llena de verdad que dice que: “ La genética  carga el arma y el estilo de vida jala el gatillo”.  Una persona con padres diabéticos no necesariamente será diabético. Puede tener mayor propensión que una persona que no tiene antecedentes familiares, pero el estilo de vida es lo que realmente termina muchas veces por detonar la enfermedad.  El estilo de vida abarca todo lo que somos, hacemos y nos rodea. Todos los cuidados y descuidos que le damos a nuestro cuerpo:  en alimentación, ejercicio,  en la parte mental, emocional,  el ambiente nos rodea como nuestro trabajo, nuestra relaciones e incluso, ahora que la contaminación está de moda, la ciudad en la que vivimos son factores que van sumando al vaso de la enfermedad.

Una enfermedad crónica debe ser atendida desde todos los ángulos. No se trata de descifrar qué fue primero, el mejor enfoque y los mejores resultados vienen cuando existe un tratamiento mayor y sistémico.

En otras palabras, si tienes gastritis y  tomas un  tratamiento, pero comes mal, eres muy aprensivo y tienes un trabajo muy estresante , te firmo que ese achaque no se va a ir.
Existen diferentes enfoques para tratar una enfermedad, hay quien es más partidario de la parte médica tradicional (alópata) y hay quien prefiere métodos alternativos. No descartes ninguno.  De hecho, muchas veces van bien juntos. Cuando sufres de un padecimiento por mucho tiempo busca siempre atender tu cuerpo, tu mente, tus emociones y tu entorno, de esta manera podrás tener resultados más efectivos. No esperes a entrar en un círculo vicioso donde todas estas áreas se van deteriorando a causa de la enfermedad. Vivir sin bienestar acaba destruyendo nuestra felicidad y la de los que nos rodean.

No estoy en pro de vivir en una cultura del miedo y hacer las cosas porque todo enferma o todo da cáncer. Estoy en pro de vivir en plenitud y bienestar. Tendemos a confundir salud con la ausencia de enfermedad y no es solo eso. Estar bien, requiere de un esfuerzo diario de autocuidado y procuración.

No hay un manual, ni una receta para curarse mágicamente, lo que es cierto es que está comprobado que el estilo de vida y tener un círculo de apoyo que te ayude a trascender una enfermedad por más insignificante que parezca son elementos claves en la recuperación de tu salud.