Cuidados durante el embarazo, según los ángeles de Victoria’s Secret

135
- Publicidad -

Ahora que dos de los ángeles más populares en la actualidad, Candice Swanepoel y Behati Prinsloo, han anunciado casi simultáneamente su embarazo, comienzan a surgir las especulaciones sobre si estarán o no presentes en la próxima edición del Victoria’s Secret Fashion Show que, como cada año, se llevará a cabo a mediados de Diciembre.

Y esque para una mujer común como cualquiera de nosotras podría parecer irreal el hecho de volver a tener un abdomen plano y tonificado a menos de tres meses de dar a luz, pero para las modelos más cotizadas del mundo, es el tiempo suficiente; para prueba Adriana Lima, quien caminó sobre la pasarela tan solo 8 semanas después de tener a su hija Sienna. Aquí algunos de sus secretos mejor guardados:

Publicidad

No descuidan lo que comen. No sólo deben evitar comer de más y con demasiadas grasas y calorías, también siguen un régimen especialmente diseñado por un nutriólogo para que su alimentación incluya todos los nutrientes que el bebé y ellas necesitan, sin tener que sacrificar su figura.

Se ejercitan. Tal vez ya no pueden hacer las intensas sesiones de abdominales que hacían antes, pero los ángeles se dedican a hacer otro tipo de actividad física que no las ponga en peligro, algo como, yoga, pilates, o natación.

Lactancia. Gisele Bundchen es una de las principales promotoras de las bondades de alimentar con leche materna a los bebés, y es que este proceso natural ayuda a deshacerse rápidamente de los kilos extra.

Ejercicio post parto. Tres semanas después de dar a luz estas modelos comienzan a ejercitarse pero no haciendo una rutina cualquiera; sino una creada por un entrenador personal que se enfoque específicamente en las partes del cuerpo y el tipo de ejercicio necesario para recuperar la figura en unas cuántas semanas.

Tratamientos. Lamentablemente no todo es natural, estas modelos también se someten a todo tipo de tratamientos reductivos para deshacerse lo más rápido posible de esos kilos extra. Y sí, es un proceso bastante costoso.