8 razones por las que debes viajar sola

94
- Publicidad -

1. Será una nueva aventura digna de ser contada: Todas y cada una de las experiencias que vivas en este viaje, podrían convertirse en una historia que le contarás a tus amigos, familiares e incluso a tus hijos. Obtendrás muchas enseñanzas (algunas buenas, y otras malas) que siempre recordarás y podrán servirte para no cometer los mismos errores.

2. Aprenderás a enfocarte en el aquí y ahora: En la vida diaria nos comportamos de una manera casi siempre preocupándonos por las cosas que pasaron o las que pasarán, muy pocas veces nos enfocamos en el presente. Pero cuándo estas sola en un lugar alejado de tu rutina, aprendes a disfrutar ese momento sin importante nada más.

Publicidad

3. Tendrás una nueva perspectiva de tu entorno: Al viajar sola podrás ver todo lo que te rodea de una manera diferente, te darás cuenta de qué es lo verdaderamente esencial en tu vida y de la importancia de la gran responsabilidad que implica cuidarte a ti misma.

4. Aprenderás a confiar en tu intuición: Las decisiones que tomes te afectarán solamente a ti, así que tendrás que pensar solamente en tu beneficio para tomar una buena decisión, desde el lugar en el que dormirás, hasta las actividades que realizarás.

5. Harás nuevos amigos: No importa si eres una persona extrovertida o introvertida, en algún momento tendrás la necesidad de hablar con alguien y tal vez de ese viaje puedan surgir algunas buenas amistades. ¿Por qué? Te encontrarás con gente que está en la misma situación que tú y podrían hacer una buena pareja de aventuras.

6. Harás todo lo que quieras hacer: Si viajaras con alguien, tendrían que llegar a un acuerdo para visitar los lugares que a ambos les interesan, porque por más que sean compatibles, siempre disentirán en algo. En cambio, al viajar sola, podrás

7. Aprenderás muchas cosas nuevas: Si viajas a un país con un idioma diferente, sin duda aprenderás a comunicarte y a decir las palabras básicas para poder sobrevivir, también conocerás nuevas culturas.

8. Podrás ajustarte a tu presupuesto: Sin que nadie te presione por hacer un gasto que no consideres necesario, o al contrario, que trate de convencerte de no hacer un gasto que a él o ella no le parezca esencial.