Un recorrido por los vestidos más icónicos en la historia de los Oscar

139
- Publicidad -

Hay cosas que nunca se olvidan y para los amantes del estilo los buenos momentos de alfombra roja marcan un hito para el resto de la historia. ¡Cómo olvidar a Audrey Hepburn recogiendo su estatuilla por Roman Holiday con un delicado diseño de Hubert de Givenchy! Así, impecable con un femenino vestido corte ‘A’ con cinturón y aplicaciones de encaje hizo de la “elegancia” un requerimiento obligado para este tipo de eventos.

Qué decir de Grace Kelly en 1955 cuando encarnó el ‘Hollywood glamour” al ganar el Oscar por Country Girl en un inolvidable vestido de seda azul, creado por la diseñadora de vestuario Edith Head. ¿Lo mejor de la elección? Es que esa no era la primera vez que Kelly utilizaba el vestido pero le quedaba tan a la medida que decidió repetirlo.

Publicidad

 

 

 

elle-oscar-vestidos2
Diseño: Sofía Campuzano
elle-oscar-vestidos1
Diseño: Sofía Campuzano

 

Años más tarde, Barbra Streisand sumaba la excentricidad a la ceremonia con un conjunto muy ‘funky’ a cargo de Arnold Scassi para 19 años después ser superada una muy atrevida Cher. Looks como los de Gwyneth Paltrow y Julia Roberts también hicieron historia. De hecho el estilo de Gwyneth fue comparado con el de Grace Kelly y fue nombrada la responsable de revivir el color palo de rosa, al pasearse en la alfombra roja con una pieza firmada por Ralph Lauren. De la misma manera, Julia hizo de aquel Valentino ‘vintage’ uno de los vestidos más memorables sobre la ‘red carpet’.

El mismo diseñador confesó que este fue uno de los mejores momentos de su carrera.

“He vestido a muchas personas pero para ser sincero, la persona que me ha hecho sentir muy, pero muy feliz fue Julia Roberts. Cuando la vi en la tele recibir el Oscar por Erin Brockovich me sentí muy emocionado que apareciera usando mi vestido”, declaró.

El revelador Elie Saab de Halle Berry, el elegante Gucci de Charlize Theron junto con el impactante Dior de Jennifer Lawrence y el sofisticado Armani Privé de Cate Blanchett son otros de nuestros favoritos que sin duda ya forman parte del estilo. Para ti, ¿cuál es el mejor?