Lo que debes saber antes de ser dama de honor

121
- Publicidad -

Es un compromiso de tiempo completo

Además de caminar junto a tu amiga o hermana hacia al altar, hay muchas cosas más que tendrás que hacer antes de que llegue el gran día. Tal vez te asignen tareas como organizar la despedida de soltera o enviar las invitaciones, etc… Esto puede llevar muchas llamadas telefónicas, mails y tiempo invertido de por medio.

Publicidad

 

No todo es una obligación

Sin duda serás invitada a todas las actividades antes de la boda, desde las pruebas del vestido, la fiesta de compromiso, la despedida de soltera, las pruebas de los servicios, entre muchas cosas más, pero no es una obligación que asistas a todo. Háblalo bien con la novia desde el principio y si tienes otras cosas que hacer es mejor decirlo con un tiempo de anticipación.

 

Tu trabajo es apoyar a la novia

Si la novia se ha convertido en “bridezilla” y su humor se ha visto muy afectado, tú no puedes hacer nada más que apoyarla y entenderla, ponte en su lugar y conviértete en su confidente, evita iniciar un problema porque podría significar el fin de una amistad.

 

Prevé los gastos

La despedida de soltera, el vestido y todos los complementos que lleves el día de la boda, sin contar el costo del viaje (si es que la boda se hace en otro estado o país), son gastos que deberás considerar y comenzar a ahorrar si es necesario.

 

Disponible 24/7

Al estar tan involucrada en la boda, la novia tal vez encuentre en ti la persona perfecta para desahogar todas sus penas, desde el berrinche que hizo la tía Ana por no poder llevar a sus hijos pequeños, hasta el pleito con su mamá por no querer usar los aretes de la abuela. Es importante que se mantengan comunicadas y, una vez más, que le muestres tu apoyo en el proceso.

 

Prepara tu discurso

Aunque no es obligatorio, sería bueno que el día de la boda dijeras algunas palabras frente a todos los invitados, pueden ser sobre tus buenos deseos para los recién casados, hasta recordar los mejores momentos que han vivido juntas. Asegúrate de planearlo y que no te tome desprevenida ¡no te arrepentirás!.