Guía rápida para encontrar tu tipo de yoga ideal

115
- Publicidad -

 

Hatha
Nivel: Principiantes

Publicidad

Combina posturas (asanas) con técnicas de respiración (pranayamas), aportando firmeza y elasticidad a los músculos. Es bueno para principiantes porque las posturas son suaves y no requieren mucha condición física o elasticidad; también es ideal para relajarse.

Vinyasa
Nivel: Avanzado

Todas las posturas están conectadas con una respiración rítmica con el fin de crea fuerza y energía con el cuerpo. Se deben utilizar las técnicas de respiración correctas para obtener resultados efectivos. Se requiere de mucha flexibilidad, pero puede irse desarrollando con la práctica. Es un buen ejercicio para perder peso.

Iyengar
Nivel: Intermedio

De este tipo de yoga destaca el uso de materiales extra como bloques de madera, mantas, cinturones, almohadas, cuerdas y sillas, entre otros. Busca profundizar en el entendimiento de las posturas y obtener el máximo beneficio de ellas.

Bikram
Nivel: Principiante

Es similar al Hatha Yoga, se enfoca en trabajar todas y cada una de las partes del organismo en el orden correcto para lograr los máximos beneficios. Es ideal para mantener el bienestar, evitar enfermedades y limitar los efectos del evejecimiento.

Kundalini
Nivel: Principiante

Aunque es para cualquier nivel, se requiere de una capacidad de concentración avanzada si se quieren obtener todos sus beneficios. Es ideal para calmar la mente y energizar el cuerpo a través de los mantras y la respiración. Combina ejercicio en un 50 %, respiración 20% y relajación 10%.

Ashtanga
Nivel: Avanzado

Es un estilo de yoga dinámico, parecido al Vinyasa. Cada movimiento encadena una postura con la otra, las cuáles siempre se practican en el mismo orden, así el practicante podrá ir perfeccionando sus movimientos. Se usa la respiración “Ujjayi”, la cuál produce un sonido que se logra al contraer un músculo cercano a la traquea, así ayuda a calmar a la mente a través del sonido.