La modelo que lanzó su propia marca de muñecas

81
- Publicidad -

Mala Bryan ha dedicado los últimos cuatro años de su vida al modelaje, pero antes de convertirse en modelo tenía una pasión: las muñecas. A los 18 años, Mala seguía jugando con muñecas Barbie, aunque confiesa que tenía que comprar rubias ya que era muy difícil encontrarlas con ojos oscuros y piel morena, y mucho más complicado hablar de pelo rizado y afros.

Mala decidió modificar sus muñecas y además de hacerles vestidos con flores, les pintaba los ojos de colores oscuros para venderlas, comenzó a tener éxito en un hotel en el que trabajaba e incluso sus creaciones se agotaban rápidamente. Después llegó a su vida la oportunidad de convertirse en modelo y decidió olvidarse de las muñecas por un tiempo.

Publicidad

Screen-Shot-2016-01-11-at-5.38.48-PM

Pero hace poco la modelo retomó su proyecto, más seriamente que nunca y se aventuró a lanzar su propia marca de muñecas a la que llamó Malaville, y está conformada por cuatro personajes con una personalidad propia, piel morena, ojos oscuros, y melenas que a simple vista podrían parecer 100% auténticas.

Mala ha declarado que sus muñecas están destinadas a niñas de cualquier etnia que quieran jugar un poco con la diversidad, pero sobre todo para aquellas niñas de piel oscura que puedan identificarse con ellas.

Screen-Shot-2016-01-11-at-5.48.33-PM