Pros y contras de vivir juntos antes de dar el sí

432
- Publicidad -

Antes que nada debes saber que un reciente estudio del National Center for Health Statistics en Estados Unidos, descubrió que las personas que han vivido juntos por un tiempo antes de casarse tienen menor posibilidad de permanecer casadas que aquellos que no lo han hecho. Si hablamos de números específicos, aquellas que se casan sin haber vivido con su pareja tienen 57% de expectativas de tener un matrimonio satisfactorio, mientras que las que tuvieron su periodo de prueba tienen un 46% de probabilidad de “vivir felices para siempre”.

Como todo, tiene sus excepciones, así que lo mejor es que analices  tu situación amorosa y decidas qué es lo mejor para ti y tu pareja.

Publicidad

 

Pros 

Conocerás mejor a tu pareja. Podrás conocer mejor sus gustos, sus costumbres, hábitos o hasta sus manías y así sabrás si son compatibles. Él o ella también también podrá conocerte y juntos idear una forma de lidiar con esas diferencias.

Compartes responsabilidades. Además lo haces con alguien en quien puedes depositar tu entera confianza, podrán repartirse tareas como hacer la limpieza, regar las plantas, ir a pagar los diferentes servicios, hacer las compras del súper, etc…

Podrán pasar más tiempo juntos. Tal vez antes solo se veían un par de veces a la semana porque sus horarios no eran muy compatibles, pero ahora podrán tener más momentos para estar juntos y pasarla bien, desde desayunar juntos hasta ver una película antes de ir a dormir.

 

Contras de vivir juntos

Puede haber incompatibilidad. El hecho de tener que convivir en armonía todos los días puede lllegar a ser complicado, sobre todo si surgen problemas de incopatibilidad a los que a ambos les resulte difícil (o incluso imposible) adaptarse. ¿Ejemplo? La forma o el día en que se hace la limpieza, la hora de dormir, el lugar para trabajar, la forma de lavar la ropa…

 

Tendrán que aceptar que ahora son dos. Tal vez uno de ustedes siempre ha sido muy cuidadoso con el dinero y el otro un despilfarrador en potencia, pero si van a compartir los gastos, tendrán que acordar un punto medio en el que ambos se sientan bien.

Presión por el matrimonio. Esto depende mucho de la manera de pensar de ambos y sus expectativas a futuro, pero para muchas personas el matrimonio es inevitablemente el siguiente paso. La presión de parte de tus amigos y familiares, o incluso de ti misma puede llegar a estresarte, así que lo mejor es que desde un principio ambos tengan muy claro cuál es su plan a futuro.