Los peores hábitos que tenemos los mexicanos

188
- Publicidad -

En México hay cosas que a veces desearíamos evitar, esconder o no ser parte de. Hicimos una lista con los peores hábitos que tenemos como nación. Y si no te identificas es que no eres 100% mexicano. ¿Qué opinas?

Todo al último minuto

Publicidad

Todos sabemos que “ahorita” no necesariamente significa de inmediato. Puede ser dentro de 10 minutos, 1 hora o dos días. En otros países se respeta mucho el tiempo de los demás. Y es que aquí el tráfico no nos permite llegar a nuestros compromisos a una hora decente. ¿Estás de acuerdo? El mexicano deja todo para el último momento, si tuviste días para estudiar el examen más difícil de tu carrera, seguramente estarás una noche antes tratando de memorizar todo un semestre.

Inventar todo

El mexicano lo sabe todo: una dirección, la última noticia, la respuesta del examen que no estudiaste, la receta secreta y hasta lo que pasó en otro lugar. Somos “choreros” de corazón. Si no existe, lo inventamos.

Malinchismo

Hablamos con orgullo de nuestros antepasados y tradiciones pero lamentablemente hay veces que los dejamos a un lado. Hay muchos temas de conversación que lo refuerzan. ¿Cuántas veces preferimos comprar en un establecimiento de alguna empresa internacional a productos hechos en nuestro país? Sea ropa, alimentos, accesorios o artesanías.

Saltarse comidas

Omitir alimentos afecta la salud por diversos motivos. Quedarse muchas horas en ayuno puede originar una intolerancia a la glucosa y posteriormente, diabetes. Desayunar es básico, ahí obtienes la energía que necesitas para trabajar y estudiar. Es un must.

Burlarse de todo

Nos reímos de todo, incluso de temas muy serios que no tienen nada de risa. Tragedias, desastres naturales, accidentes, los políticos y hasta de la muerte. Muchas veces no tomamos con seriedad los asuntos que lo requieren. ¿El día de muertos es una razón suficiente para comprobarlo?

Consumir refrescos

México ocupa el cuarto lugar en el consumo de bebidas carbonatadas en el mundo. Por persona se consumen 164 litros al año. ¿Puedes creerlo? Si conoces a alguien que los tome muy seguido recomiéndale opciones más saludables como agua de sabor.