Vino tinto ¿bueno o malo para la salud?

470
- Publicidad -

Hay gente que está a favor y gente en contra. Me encantaría tener una opinión totalmente imparcial, pero no te voy a mentir, ¡a mí me encanta!. Siempre he sido una amante del vino, de hecho debo confesar que antes de dedicarme al 100% al mundo del bienestar trabajé algunos añitos en una bodega de vino.

Cuando hablo de vino, me refiero al producto resultado de la fermentación de las uvas. A veces la gente se confunde, pero vino no es tequila, vodka, ron o cualquier otra bebida alcohólica si no viene de la uva. Existen varios tipos, pero el que está catalogado como el más saludable es el vino tinto.
Si has escuchado que beber una copa al día es saludable, pero no te convence, revisa esta lista general de pros y contras y decide por ti misma.

Publicidad

PROS

Antioxidantes
El vino tinto tiene un ahora famoso antioxidante llamado resveratrol.  Ayuda a reducir el proceso de oxidación en el cuerpo  principalmente generando por el estrés. Este  efecto “rejuvenecedor” no solo neutraliza los radicales libres, se cree que tiene un efecto antiinflamatorio que puede prevenir el cáncer y otras enfermedades crónicas.

Previene enfermedades cardiovasculares
Eleva los niveles de colesterol bueno (HDL) y ayuda a disminuir el colesterol malo evitando daños arteriales.  También ayuda a la reducción de coágulos sanguíneos mejorando la circulación.

Facilita la digestión
Existen algunas bacterias en el vino que ayudan a mejorar la digestión de los alimentos. Por eso, es buen compañero de comidas pesadas. Los probióticos que contiene el vino son enzimas digestivas similares a las que se obtienen cuando se consumen alimentos fermentados.

Relajante
En moderación es un excelente relajante. Como ya la mayoría sabemos, el estrés es uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades crónicas. Beber con mucha moderación ayuda a relajar y liberar tensiones.

CONTRAS

Acidifíca el pH del cuerpo
Para mantenernos saludables, debemos tener un pH en el cuerpo ligeramente alcalino. Esto se logra gracias al consumo correcto de alimentos y un estilo de vida saludable. Lamentablemente el alcohol tienen un efecto totalmente acidificante en el cuerpo. Tener un pH acído en el cuerpo es el campo de cultivo perfecto para propiciar un sin número de enfermedades, debilitando y deteriorando nuestros órganos y sistemas de defensa.

Retención de líquidos y deshidratación
Aunque no lo creas, el principal efecto de la deshidratado es la retención de líquidos. Tu cuerpo trabaja a marchas forzadas para eliminar el alcohol (que al final es una toxina nociva para el cuerpo) a través de la orina.

Engorda
No solo engorda por el tema de calorías.  El vino comparado con otras bebidas alcohólicas tiene un número relativamente bajo de calorías. El problema real se encuentra en el hígado. Al igual que los riñones, el hígado tiene que hacer un esfuerzo extra por drenar el alcohol que intoxica a nuestro cuerpo. Al volverse esta una prioridad, pasan a segundo plano otras funciones  importantísimas como la metabolización de las grasas. Es decir, lo que comas se va directo a la lonjita.

Honestamente, creo que beber una copa de vino diario no es algo ni tan bueno, ni tan malo. Como todo en esta vida, el punto está en aprender a ser moderados y a escucharnos. Yo, por ejemplo, he notado que cada vez me cuesta más procesarlo. Y siendo honestas, muchos de los beneficios que se le han atribuido al vino los puedes encontrar en versiones más saludables. Eso sí, la compañía , el momento y el simple gusto es otra cosa.

Yo creo que ser indulgente con cosas no tan saludables de vez en cuando, de hecho es saludable. Mi único consejo es hacerlo siempre de manera consciente, responsable y disfrutarlo al máximo.

Denise Vargas
Wellness Coach
Bibe