La emoción que te brinda correr 21k

120
- Publicidad -

Una semana después de la carrera cada vez que recuerdo esta experiencia siento cosquillitas en la panza. Mujeres de todas las edades y de 46 países salimos a las 6:30 am, a conquistar las calles de San Francisco con todo y sus famosas subidas. Entre ellas estábamos Michi, Itzi, Mei, Lety, María y yo quienes formamos parte del equipo de corredoras ShankhaRC de Nike . Ya en la línea de salida, la emoción era evidente. Llegó el momento de ponerse a mover los piecitos y salir. Momentos antes, todas nos deseamos suerte, sabíamos que nos veríamos en un par de horas al llegar a la meta.

mapa-carrera

Publicidad

Cada una corrió por su lado, a su ritmo. Nos acompañábamos y apoyábamos mentalmente entre nosotras. Pero la realidad es que cada quien enfrenta un reto diferente y personal al recorrer cada uno de los kilómetros de la ruta.

salida

Cuando empecé a correr, pensé en todos los meses de entrenamiento. Durante los cuales mi motor era saber que quería lograr este medio maratón, el momento tan esperado lo estaba viviendo. Yo era la protagonista de mi propia película lo que durante meses fue una fantasía, en cuanto empecé a correr se convirtió en una realidad. Me motivó recordar como tempranito los lunes y los miércoles entrené con mis compañeras de equipo, mujeres a las que admiro y que siempre estaba esperándonos Erick nuestro entrenador. Quien siempre fue el mejor capitán del barco. Durante estos meses de trabajo mañanero Erick siempre tuvo el mejor consejo para cada una de nosotros. El momento de aplicar todo el entrenamiento físico y mental había llegado.

equipo-secundaria

Desde el inicio de la carrera me fui sin música, me encanta oír todo lo que pasa a mi alrededor y emocionarme cada vez que oigo que le echan porras a alguien más. Empecé a correr y a disfrutar la carrera. En los primeros kilómetros me encantó ver como tenían unas cajas listas para que la gente que quisiera donará la ropa que usó para iniciar la carrera. El camino fue espectacular, recorrimos el centro del Parque Golden Gate.

Durante la carrera diferentes bandas de música y grupos animaban a las corredoras. Los puestos donde nos daban agua estaban muy bien organizados. Después me empecé a preparar mentalmente para enfrentar al temido kilómetro 18. Ahí, nos esperaba a mi y a todas las corredoras además de una subida gigante, un montón de gente echándonos porras. La vibra fue impresionante, la subida de El Presidio, que está en la punta norte de la Península de San Francisco muy cerca del Golden Gate, era el gran reto. En esa zona había muchos pacers, que son personas que te ayudan a mantener el paso en la carrera. Ahí muchos subían y bajaban y apoyaban a las corredoras para que no se rindieran. Una parte de la subida uno de ellos me ayudó. Justo al terminar la subida enfrenté el mayor reto, sentí un desgarre en el cuádriceps femoral. En ese momento lo único que pude pensar fue en seguir corriendo, traté de estirar un poco la pierna pero entre más lo hacia más me dolía. Así que decidí darle la vuelta y pensar que aunque no tenía planeado lastimarme esto no sería un impedimento para terminar mi carrera feliz de la vida. Entonces mi cerebro decidió pensar en que cada paso estaba más cerca de la meta. Es impresionante el como la mente es poderosa, así que disfruté al máximo la bajada y me concentré en la magnifica vista del Golden Gate. Los últimos kilómetros eran planos así que podía ver como yo con mi botella de agua, que tomé al salir del hotel y que no solté en todo el camino, poco a poco nos acercábamos a la meta. Cuando la crucé fue lo más emocionante levanté los brazos al igual que el resto de las concursantes, orgullosa de haber corrido mis 21 k. La recompensa no solo fue la medallita de Tiffany & Co que me esperaba, esto era un pequeño símbolo. Llegue con una gran sonrisa dibujada en mi cara y fue el resultado de todo el esfuerzo de tantos meses. Me sentí extasiada, y acompañada a la distancia por mi equipo ShankhaRC, por Erick nuestro entrenador y por todo el equipo de Nike liderado por Alma quien realmente es el motor del grupo, que nos motiva y desde el principio confió en nosotras para crear esta comunidad de mujeres. Y de Nadia que junto con ella hacen cosas impresionantes y no dejan de sorprendernos. Y por su puesto que durante la carrera y al terminar sentí el soporte de mi esposo, con quien corro desde nuestro segunda date y quien los fines de semana no me da chance de quedarme a dormir porque me recuerda que hay que correr.

secundaria-medalla

Luego de pensar en todos ellos y en todas las mujeres que por cualquier motivo corremos guarde un poco de energía para el Shopping, claro que compré la sudadera y la gorra conmemorativa de la carrera. Después de perderme un rato, finalmente encontré la carpa en donde nos reuniríamos todas las shankhris. Ahí, me reuní con, Mich, Itzi, Mei, Lety y María, todas festejamos felices porque logramos terminar y disfrutar a máximo la carrera.

secundaria-meta

 

secundaria-nike