¿Cómo elegir la fecha perfecta para tu boda?

138
- Publicidad -

Uno de los primeros pasos después de comprometerte, es elegir la fecha para tu boda, así podrás tener una agenda clara y poco a poco ir contratando la larga lista de servicios que necesitarás, desde el lugar y el juez, hasta el catering y la música.

Elegir una fecha puede ser complicado, porque tal vez quieras basarte en un evento significativo como su aniversario o el día en que se comprometieron, hasta cosas más simples como el clima o los precios. Si no tienes idea, te damos algunas ideas para que elijas cuándo será “el gran día”.

Publicidad

 

1. Simbolismo

Una fecha que sea especial para ambos es una buena idea, puede ser el día que se conocieron, su fecha de aniversario, o el día en que se comprometieron. También pueden ser cosas más complejas como la tradición japonesa de elegir el día según el “koyomi”, un calendario astrológico ancestral.

 

2. Precio

Si quieres ahorrarte algo de dinero, entonces debes saber que Junio, Agosto y Septiembre son los meses más populares para casarse, por lo que todos los precios se elevan. Enero, Marzo y Diciembre son los menos solicitados.

 

3. Temporada

La temporada en a la que se llevará a cabo tu boda puede afectar tanto en el lugar que elijas, como en tu vestido y el de tus invitados. Si ya tienes una idea clara de cómo quieres tu boda entonces ya puedes elegir si la haces en primavera o invierno. Por ejemplo, si tu sueño es hacerla en un jardín enorme, entonces opta por hacerla lejos cuando el clima sea cálido y lejos de la temporada de lluvias.

 

 

4. Día Festivo

Piensa dos veces antes de elegir una fecha festiva en tu país o religión para casarte, tal vez pueda parecer que es un buen día por ser un descanso obligatorio, pero también es posible que tus invitados no cambien su víspera navideña o San Valentín por ir a tu boda. Si tu boda será fuera de tu ciudad, recuerda que los precios de transporte y hospedaje aumentan en temporada alta y eso no será nada conveniente para algunos invitados.

 

5. Días prohibidos

Hay días en los que definitivamente no deberías casarte, ya sea que en tu trabajo haya un evento importante que requiera toda tu atención y te impida irte de luna de miel, o que sea una fecha que a un pariente le cercano le trae malos recuerdos como la muerte de alguien, o incluso la graduación de un hermano o alguien muy cercano, asegúrate de consultarlo con tu familia cercana y la de tu pareja.