5 formas de hacer ejercicio en la oficina

162
- Publicidad -

La mayoría de la gente, entre la oficina, la televisión, la hora de la comida y el transporte, pasa entre 8 y 12 horas al día sentado. No quiero asustarte, pero estar sentado por mucho tiempo no solo atrofia los músculos, tiene una tasa de  mortalidad similar a la de fumar cigarro.  Aumenta todos los procesos de enfermedad aunque durante el día comas bien, hagas yoga, crossfit o corras 2 horas como hámster en el gimnasio. Yo también me traumé cuando leí esto y no pretendo que vayas por los pasillos de la oficina haciendo desplantes. Cuando te acuerdes, integra estos pequeños ejercicios que harán la diferencia.

Levanta las piernas mientras estás sentado
Siéntate derecho en una silla , estira las piernas y cruza los pies (no las piernas). Ahora, levanta las piernas del piso hasta la altura de la cadera varias veces y sostén. Cambia el cruce de los pies y repite. Siempre haz el mismo número de veces de un lado que del otro.
Haz torsiones
Si estás parado: con una postura erguida; abre las piernas al ancho de tu cadera, coloca las manos en la cintura y gira el torso de derecha a izquierda. Si estás sentado; puedes subir una pierna a la silla acercando la rodilla al pecho (cuidando mantener la espalda recta) y girar el torso hacia el lado de la pierna que subiste, sostén la postura. Suelta y realiza lo mismo con el otro lado.
Contrae el abdomen
No te desparrames. Tener un abdomen fuerte ayuda a todos los órganos a funcionar correctamente.  Si de paso estás buscando tonificarte, ¡este ejercicio funciona! No se trata de nada más meter el estómago, asegúrate de hacerlo correctamente: siéntate o párate derecho (en una línea vertical sin sacar ni meter las pompas), empuja los hombros hacia atrás sin exagerar y ahora sí, comprime el abdomen y las costillas.  Aguanta lo más que puedas y hazlo cada vez que te acuerdes.

Publicidad

secundaria-ejoficina
Párate de puntitas
Parado; abre los pies al ancho de tu cadera, coloca las manos en la cintura y párate de puntitas. Sube y baja varias veces y luego sostén lo más que puedas arriba. Siempre contrae el abdomen y mantén una buena postura para trabajar mejor. Puedes hacer variaciones sosteniéndote en un solo pie y cambiando de lado. Si usas tacones excesivamente altos y no puedes hacer este ejercicio ¡CUIDADO! Sabemos que son hermosos pero dañan tu postura y te hacen caminar menos. Considera no llevarlos todos los días.
Busca cualquier pretexto para caminar
Intenta caminar mientras hablas por teléfono. No importa que sea en un espacio pequeño, el simple hecho de estar de pie y moverte un poco requiere de cientos de músculos a diferencia de estar sentado. Otra opción es, si necesitas hablar con alguien, trata de no llamarlo a su extensión, ve a su lugar. Procura caminar siempre después de comer y si hay elevador y es sensato el número de pisos, utiliza las escaleras.

Este es un buen comienzo para mantenerte saludable, también prueba estirándote lo más que puedas durante el día.

Denise Vargas
Wellness Coach
Bibe