Saca provecho de las bolsitas antihumedad

206
- Publicidad -

Gracias a su porosidad y a su capacidad para evitar la humedad, estas bolsas o, más concretamente, las bolitas que van dentro no sólo sirven mantener secas las bolsas o zapatos cuando están en el almacén, pueden ayudarte también, por ejemplo, a prevenir malos olores (por humedad) en cualquier cosa/prenda que esté un poco mojada. Situación: vuelves de la playa y en la cajuela llevas algo húmedo. Pon un par de bolsitas y olvídate de posibles olores. Igual cuando salgas de viaje, añade alguna a tu maleta y deshazte de preocupaciones.

 

Publicidad

Una de las preguntas más recurrentes cuando compramos una bolsa es si tenemos que dejar por siempre esa bolsita dentro o si se vale sacarla. La respuesta es sí, podemos quitarlas sin problemas. La función de estos saquitos –que contienen en su interior bolas de gel de sílice, una forma de dióxido de silicio–, concluye cuando llegan a ti, ya que han mantenido en perfectas condiciones al producto. Pero lee a continuación qué otros usos puedes darles:

– Además de prevenir malos olores, son un excelente conservador de plata, ya que evita que este metal se oscurezca. Coloca una de estas bolsitas dentro del joyero y quítate una preocupación de encima, plata siempre brillante.

Evita la condensación de las ventanas, tanto las de casa como las del coche.

silica_gel_condensation
iStock

– Es un buen sustituto del “remedio arroz” cuando el celular tuvo un desliz y pasó por agua. Las bolitas juegan el mismo papel que el arroz, absorbiendo la humedad de cada pieza del teléfono.

Protege todo tipo de papeles y documentos importantes. Sirve también en el caso de las fotografías. Añade un sobrecito donde los guardes (detrás, incluso, del marco si la foto está colgando de la pared) y estarán protegidos del paso del tiempo.

Previene la oxidación de piezas metálicas que no se usan con frecuencia (herramientas, por ejemplo).

– También es conocido por su uso como secante de flores. Envuélvelas con un par de estas bolsitas en papel y deja secar.

silica_gel_flowers
iStock

– Esconde algún saquito en tu closet cerca de prendas de cuero (chamarras, zapatos, bolsas…) que uses con menos frecuencia para que duren más tiempo y que no agarren olor.

Aunque parezca mentira estas, a veces molestas, bolsas pueden extender la vida de muchos otros artículos. Son como un pequeño tesoro que mantiene la humedad a raya.