¿Qué hacer con tu vestido de novia después de la boda?

197
- Publicidad -

Trash the dress

Es una tendencia muy popular entre las novias que consiste en una sesión de fotos profesionales en las que los novios destruyen los outfits de su gran día de diversas formas, desde sumergiéndose en el mar, hasta llenándolo de lodo, pintura o incluso prendiéndole fuego.

Publicidad

Conviértelo en algo más

Si no quieres deshacerte de él, ve con un modista y pídele que lo convierta en un vestido mucho más sencillo para usarlo en otra ocasión como una fiesta o incluso en tu primer aniversario, también puedes convertirlo en un forro para la cuna de tu primer hijo, o cualquier otra manualidad que se te ocurra.

Véndelo

Ya sea a otra futura novia o a una tienda que se dedique a rentar vestidos; además de darle la oportunidad a otra persona de conseguir el vestido de sus sueños por un precio más económico, puedes usar ese dinero para comprar muebles o deco para tu nuevo depa. ¡Todos ganan!

Herédalo

Imagina la emoción de ver a alguna de tus descendientes casándose y usando ese vestido tan espectacular que llevaste en el día más feliz de tu vida.

Dónalo

Puedes donarlo a una escuela de teatro o tienda de disfraces y podrás estar segura que le darán un buen uso por el resto de su existencia.

Conservalo

Tal vez sólo quieras conservarlo para volver a verlo en un par de décadas y recordar aquellos tiempos, o también puedes guardarlo y usarlo en una fiesta de disfraces o prestárselo a tu hija para que juegue a disfrazarse. Acude a la tienda en la que lo compraste o a alguna tintorería especializada y seguramente tendrán alguna técnica para preservarlo como nuevo.

Véndelo y dona la ganancia

No hay mejor forma de devolver un poco de todo lo que la vida te ha dado, que haciendo una donación a alguna asociación de la causa que más te llene ayudar. Así que una buena opción es vender tu vestido, y donar esa ganancia a mujeres con cáncer, niños con sida, o a la causa de tu preferencia.