Elle loves: Packaging de moda de lujo

337
- Publicidad -

El comprar un objeto de high fashion no solamente implica la emoción de finalmente tener en tus manos aquel artículo que hace meses te morías por adquirir; tampoco se trata únicamente de estar a la moda y tener ese objeto del deseo que vemos en los editoriales, pasarelas y street style alrededor del mundo. Sino que también se trata de la bolsa, caja, dust-bags y empaque en el que viene tu nuevo par de zapatos o bolsa.
Te contamos la historia y unos cuantos fun facts de tres de nuestros empaques favoritos.

Tiffany & Co.

Publicidad

tiffany-blue-03-2014

Todo comenzó en 1845 con la introducción del catálogo para la tienda de Charles Lewis Tiffany en 259 Broadway, New York; la portada de dicho catálogo era color azul turquesa.  Y la tienda, que llevaba ya ocho años abierta al público, ya era conocida por sus piezas de plata diseñadas bajo el nuevo “American Style” y que fueron increíblemente populares entre los clientes. Lo que probablemente jamás se habrían imaginado es que, en 1886, cuando lanzaron su anillo de compromiso de diamantes, la pequeña caja de cartón azul turquesa en la que éste se encontraba, sería igual de deseada que el mismísimo anillo.
Se dice que la elección de este tono fue debido a la popularidad de la piedra preciosa de color turquesa en la joyería del siglo XIX. Y el turquesa fue también uno de los favoritos de las novias victorianas que otorgaban a sus asistentes un broche con forma de paloma de color turquesa, como un recuerdo de la boda.
El también conocido como “robin’s egg blue” o azul “no me olvides”, es el número 1837 dentro de la gama de Pantone, y es una marca registrada. Marca registrada al igual que la icónica caja azul con el logo de la tienda y el moño blanco de satín que la cierra; mismo que en temporada de fiestas se intercambia por uno rojo.

Dato curioso:

-Durante la filmación de Breakfast at Tiffany’s, la tienda, además de abrir en domingo por primera vez en toda su historia, instaló 40 guardias de seguridad armados para prevenir cualquier robo o incidente dentro de la misma.

Chanel

chanelbagpackagingcambon

Si pensamos en clase, sofisticación y elegancia, seguramente nos vendrá a la mente la casa Chanel; porque al final de cuentas, no existe algo más lujoso que su delicada combinación de blanco y negro.
Existen decenas de teorías sobre el origen del logotipo de la casa francesa; algunos dicen que el logo fue inspirado en las insignias usadas por la Reina Claude de Francia o Catherine de Medici en el siglo XVI, otros dicen que se debe a la gran creencia en supersticiones que Chanel profesaba, razón por la que decidió  basar su logo en dos herraduras de caballo entrelazadas -para la buena suerte-, otros mencionan que fue influenciado por el emblema original del Château de Crémat o incluso que se trataba de una amalgama de las iniciales de Coco Chanel y Arthur “Boy” Capel (amor de la vida de Gabrielle y su socio de negocios para la fundación de la casa Chanel). Sin embargo, la historia oficial, según la misma maison es que el logo fue diseñado por la mismísima Madame Chanel, inspirado en los patrones de curvas que aparecen en las vidrieras de la iglesia del orfanato en el que pasó su infancia posterior a la muerte de su madre.

Datos curiosos:

-Cada botella de Chanel no.5 debe estar sellada a mano con “baudruchage”, hilo de algodón perla y cera caliente estampada con el logotipo de las “C” entrelazadas.
-El león se convirtió en uno de los símbolos emblemáticos de Coco porque su signo zodiacal era leo.

Hermès

hermes-boxes-terry-richardson

Probablemente pensabas que las icónicas cajitas color naranja de Hermès siempre han sido de este color, pero no. Durante la década de los 20s y 30s, al adquirir un producto de esta marca, se brindaba al cliente una caja de imitación de piel de cerdo en color crema con un borde dorado; pero un par de años más tarde, éstas se convirtieron al color mostaza con un borde café, manteniendo la imitación de piel de cerdo.

Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial, y gracias a la austeridad que las guerras acarrean, se optó por una caja de cartón en color naranja que se mantuvo  incluso al término de la guerra, pero con un tono ligeramente más brillante -conocido como Potiron- y con el famoso logotipo impreso sobre la misma.
La famosa cinta café que acompaña a la caja es conocida como Bolduc, fue introducida en 1949 y cada año celebra un tema distinto, lo que la hace digna de ser una verdadera pieza de coleccionista.
Hoy en día existen cerca de 188 cajas distintas; desde la más pequeña que contiene joyería, hasta las más grandes para almacenar bolsos y zapatos.
Datos curiosos:

En 1944, Hermès recibió el equivalente al premio Oscar, en empaque, por sus cajas plegables color naranja.