¿Qué significa ser vegano?

344
- Publicidad -

En el cambiante mundo de las dietas, escuchamos que la celebrity del momento probó algo y vamos directito a intentarlo. En el caso del veganismo, no es una dieta, es más bien un estilo de vida.  Si has escuchado algo de ser vegano, tienes que entender que no sólo se trata de una tendencia más  “extrema” que ser vegetariano, tiene que ver con mucho más que la comida.

El veganismo es un movimiento que defiende los derechos de los animales. Toda aquella práctica que explote o involucre sufrimiento de cualquier tipo de animal es rechazada. El ser vegano va mucho más allá de comer carne de cualquier tipo, lácteos, huevo o miel de abeja (así es, las abejas también son animalitos). En teoría, también debes de abstenerte de usar la mayoría de los productos comerciales como: cosméticos, shampoos, cremas, desodorantes, ropa y zapatos de piel e incluso medicamentos. Lamentablemente muchos productos antes de salir a la venta son probados en animales, lo cual inevitablemente involucra su cautiverio, sufrimiento y explotación.

Publicidad

Tener una dieta vegana, si se hace correctamente,  tiene muchos beneficios. Suprimir varios alimentos que acidifican el cuerpo y son difíciles de digerir, puede ayudar a combatir enfermedades cardiovasculares, diabetes  procesos de inflamación crónica así como promover el fortalecimiento del sistema inmunológico.

Como el hombre por naturaleza no es vegano, existen algunas complicaciones al eliminar varios alimentos de tu dieta. La preocupación mayor es la baja ingesta de vitamina B12 que es importantísima para la formación de glóbulos rojos y el sistema nervioso y el Omega 3, que es un ácido graso esencial para la función cerebral . ¡OJO! No es lo mismo el omega 3 de fuente vegetal que animal.

Si eres un amante ferviente de los animales y estás decidido a adoptar esta filosofía, checa estos consejos antes de cambiar drásticamente tu estilo de vida.

Consulta a un especialista
Antes de que cambies, agregues o elimines cualquier alimento consulta a un experto. Tener una alimentación balanceada no es difícil si tenemos la asesoría correcta. Existen muchos casos en los que la gente sufre descompensaciones nutricionales graves o altas y bajas de peso por no tener una guía, ni la información adecuada. Asegúrate de cubrir todos los requerimientos que tu cuerpo necesita.

Cuida tu ingesta de carbohidratos
Claro que hay de carbohidratos a carbohidratos, pero una tendencia natural al suprimir las productos de origen animal es abusar de las harinas y las azúcares. Como ya lo mencioné, busca asesoría. Existen fuentes de proteína vegetal excelentes que debes incorporar a tu dieta así como varios súper alimentos que te llenarán de energía y mantendrán saludable.

Aléjate de la comida chatarra
Las papas fritas e incluso algunos dulces son veganos… pero no necesariamente saludables. No caigas en comer comida chatarra de más sólo porque es vegana. La comida procesada nunca es la mejor opción; siempre busca la opción más natural y fresca como es el caso de los vegetales y las frutas.

Primero tu salud
Cada cuerpo y persona es diferente, ten en cuenta que no todo mundo puede ser vegano. Existen muchos factores que afectan nuestras necesidades nutricionales y requerimientos diarios. Después de haber sido asesorado, da seguimiento a cómo te sientes y asegúrate de sentirte bien y estar bien nutrido. No seas radical y no pongas en riesgo tu salud. Si una dieta vegana no es compatible contigo, hay muchas otras formas de aportar. Para ayudar a los demás, primero tenemos que estar bien nosotros.

Sé congruente
Ser vegano no es fácil, además de que mucha gente de pronto parece consternadísima por todo lo que comes, la oferta de comida saludable y vegana escasea. Si estás segura de hacer el cambio, tendrás que hacer un esfuerzo extra por no caer ante cuestionamientos y mantenerte congruente ante tus ideales. Existen comunidades y grupos que apoyan este movimiento pero trata de no ser tan radical y juzgar a otros. Todos somos diferentes y no todos tenemos el mismo nivel de consciencia. Promueve y sé congruente con tus actos, no satanices o descalifiques a otros.

Si quieres predicar esta filosofía y hacerlo a través de la comida no es una opción, puedes hacerlo de otras maneras como con la adopción de mascotas, usar productos personales vegan friendly o cualquier actividad que promueva el bienestar de los animales.

 

Denise Vargas
Wellness Coach
BIBE