Un mexicano en la bienal de la Habana

83
- Publicidad -

La  12° edición de la Bienal de La Habana carece de una exhibición central en museos o galerías, en contraste con ocasiones anteriores. Son sus calles, edificios, plazas públicas y parques donde se despliegan las obras de 200 artistas de 44 países que buscan involucrarse con la ciudad y el paisaje.

Las obras de arte ocupan literalmente la ciudad; los antiguos edificios, las calles y las plazas acogen el arte y se funden con él. Estos proyectos establecen un contacto directo con los habitantes e invitan a reflexionar sobre el entorno.

Publicidad

IMG_2556

Es el caso de Ensayo sobre lo fluido, de Héctor Zamora, una obra de arte realizada en colaboración con LUISAVIAROMA que ha ocupado el entero edificio de la Escuela de Música “El Gusano”.

1

HECTOR

LUISAVIAROMA demuestra un gran interés por el arte y lleva a cabo, desde sus inicios, sofisticadas búsquedas realizadas por un equipo de profesionales y  apoya actividades en el ámbito del arte contemporáneo a nivel internacional.

En esta ocasión LUISAVIAROMA ha apoyado al renombrado artista mexicano en este ambicioso proyecto que consiste en una intervención sonora y lumínica, con la participación de 70 músicos, en este edificio diseñado por Vittorio Garatti y abandonado desde los años 60, cuando su construcción quedó inconclusa, lo que ha implicado un gran trabajo de adaptación y limpieza de los espacios para poder realizar la obra.

DSC_3337-copia

En el atardecer del  21 de mayo “El Gusano”  ha cobrado vida gracias a la increíble instalación artística de Héctor Zamora.

El sol empezaba  a calar ante un público expectante, en una de las tantas habitaciones de la escuela, empiezan a cantar uno a uno los miembros de un coro dirigido por la compositora cubana Wilma Alba, que ha formado parte de este proyecto desde sus comienzos. Como respuesta al canto se oye a lo lejos una trompeta y, un poco más tarde, entra un violín, cada músico está situado en una de las innumerables habitaciones de la Escuela.

DSC_3477-copia

DSC_3484-copia

La melancolía de la música y de la puesta de sol invade a los espectadores que caminan en silencio por el recorrido del largo gusano, encontrando a cada paso músicos de gran talento, invadidos por la música que en el interior no se mezcla, gracias al diseño de los cubículos de esta obra arquitectónica, hasta llegar al final del recorrido, donde un grupo de tres músicos sorprende con un animado son cubano. La melancolía ha dejado paso a la alegría poco a poco. Cuando el público sale de la Escuela puede escuchar la melodía completa desde el exterior y contemplar la belleza del edificio iluminado, los cubículos se han ido iluminando poco a poco a medida que el sol se iba poniendo, fundiendo el arte con la naturaleza y la arquitectura.

DSC_3849-copia

Esta importante presencia mexicana en la Bienal de La Habana es resultado de las excelentes relaciones entre América Latina y Europa, y de la unión cada vez más fuerte y evidente del mundo de la moda con el arte. LUISAVIAROMA  ha puesto los ojos en este artista de gran talento y juntos han dado vida a Ensayo sobre lo fluido una de las obras de más éxito de esta 12° edición de la Bienal de La Habana.

 

Por María Iglesias