Cómo hacer tu closet más “eco-friendly”

195
- Publicidad -

La industria de la moda puede parecer fría a simple vista, un mundo en el que lo único que importa son las tendencias, las pasarelas, el lujo y las fiestas, pero debes saber que no todo es así. Hay otra parte de la que pocos sabemos en la que el cuidado del medio ambiente es un tema fundamental, y tú como consumidor puedes ser parte de este movimiento apoyando a las marcas que se toman muy en serio el tema de la sustentabilidad.

¿De dónde vienen tus cosas?

Publicidad

La mala noticia es que tendrás que hacer una investigación, la buena es que aprenderás mucho sobre los procesos que involucra la elaboración de tu ropa, desde la extracción del material hasta que pasa cuando la desechas. Deberás conocer la diferencia entre orgánico, reciclado y libre de químicos para así darte cuenta de el impacto que estás causando a la naturaleza. Pero no te preocupes, estamos seguras que te fascinarás porque hay muchas fuentes de información que te ayudarán y harán más claro el proceso.

Sé feliz con lo que tienes

La ropa más ecológica es la que ya tienes, porque no necesita de ningún proceso más que el lavado. Aprende a sacarle el máximo provecho a tu ropa usándola de diferentes maneras, es por eso que los básicos serán siempre una buena opción.

Nuevo vs. vintage

Aprovecha que lo vintage aún sigue vigente y dale una nueva vida a esa prenda increíble que ya ha sido olvidada. La mejor parte es que pagarás mucho menos del precio original y podrás estar segura de que nadie más usará algo igual la próxima vez que vayas a una fiesta.

 

Compra local

Al comprar lo hecho en México, no sólo estarás apoyando al talento nacional, también a toda una cadena de personas que están involucradas en el proceso, desde los productores hasta los transportistas. Ayudarás a que la economía fluya y la huella de carbono se disminuya.

Busca lo ecológico

Algunas de nuestras marcas favoritas cuentan con sus propias líneas ecológicas, algunas de ellas son H&M, ASOS, o Urban Outfiters, su oferta es bastante accesible y además podrás estar segura de que su discurso es totalmente cierto ya que para poder venderlo debe pasar por ciertos procesos de calidad.

 

Calidad antes que cantidad

No sólo se trata de comprar todo lo que tenga etiqueta verde, también se trata de ser consciente y sólo comprar algo que realmente necesites, y tener por seguro el origen de eso que estás comprando. No te preocupes, la mayoría de las marcas reconocidas tienen información disponible sobre el origen de sus productos, así que no dudes en solicitarla.

 

Cuida tus cosas

¿Cuántas veces has tirado una playera porque se rompió un poco? Piensa bien antes de tirar algo, porque puede ser que con un par de puntadas, una visita al sastre o incluso algún DIY puede salvar esa prenda.