10 Razones por las que los hombres prefieren a las ‘Sporty Girls’

679
- Publicidad -

Es fuerte dentro y por fuera

¿Quieres decir las mujeres son el “sexo débil”? Una mujer deportiva puede llevar su propia maleta en el aeropuerto. Sí, incluso si todo su armario está dentro de ella.

Publicidad

Está dispuesta a todo

Le encantan los retos, no necesita de nada ni nadie para motivarse, es capaz de ir a un viaje extremo en moto, playa o simplemente la tranquilidad de un bosque.

Se respeta a sí misma

“Tu cuerpo es un templo” y las mujeres atletas saben muy bien lo que eso significa, conocen perfecto cómo cuidarse y valerse por sí mismas.

Están listas para cualquier desafío

Ellas no van a renunciar por nada, les gusta desafiarse e ir por eso que creen que casi imposible de lograr, buscan siempre ampliar sus fronteras y no conformarse con lo que tienen.

Trabajan en equipo

Cualquiera que haya realizado un deporte sabe lo importante que es trabajar en equipo. Entienden a la perfección lo que significa comprometerse y ser considerados el uno con el otro. Esto es muy útil en una relación.

Ellos opinan

Le preguntamos a los hombres de Life & Style cuáles eran sus razones y esto nos contestaron:

Se preocupa por su imagen

Buscan siempre verse bien, ese el mayor imán para nosotros. Nos evita tener que responder a la pregunta más molesta de la historia: “¿Me veo gorda?”

Luce la ropa deportiva

No es secreto: los yoga pants son un fetiche para los hombres. Si una mujer los luce como se debe… ¡estamos listos para compartir nuestro futuro!

Entiende de deportes

No le parece absurdo que juguemos dos partidos de futbol los sábados y veamos otros cinco por televisión los domingos. Al fin y al cabo… ¡hay personas sudando!

Muy naturales

Suelen ser bastante discretas con el maquillaje, así no hay sorpresas desagradables cuando la ves por primera vez con la cara lavada.

Son de buen diente

Necesitan reponer mucha energía por lo que piden siempre más que ensalada, lo que limpia nuestra culpa de pedir entrada y doble postre. ¡Sí, doble postre!

 

Y ahora que lo sabes ¿te inscribirás al gimnasio o practicarás algún deporte?