Un verdadero príncipe para el siglo XXI

83
- Publicidad -

Sujetos he entrevistado a más de una centena a lo largo de 10 años de carrera y puedo decir que cuento con los dedos de las dos manos a las personas verdaderamente profesionales, auténticas y aterrizadas, Alexi Lubomirski es uno de ellos.  Mientras platicamos es él quien de pronto se adueña de la conversación y quiere sabe si es que tengo hijos y qué es lo que me inspira, con el fin de poder dar mejores respuestas a mis preguntas y tener una conversación real. Para el final de la entrevista me ha convencido de ser exactamente lo que plantea: encantador, caballeroso y romántico.

Está en México pues vino a presentar su libro Mensajes de un Príncipe, dedicado a sus dos hijos Leone y Sole Luka con la idea de dejarles lo que él considera un verdadero legado aristocrático.  Para Lubomirski, de padre polaco y madre peruana, la edad de 11 fue un parteaguas, ese año su padrastro le regalo la primera cámara, hobby que volvió en su profesión para convertirse en uno de los fotógrafos de moda más reconocidos actualmente. El que alguna vez fue asistente de Mario Testino ahora cuenta con personalidades en su portafolio como Claire Danes, Alessandra Ambrosio, Carolyn Murphy, Kate Winslet, Gwyneth Paltrow, Carey Mulligan, por mencionar algunas.  Ese año también se enteró que por el lado de su padre tenía lazos sanguíneos con la familia real polaca, sin títulos, sin tierras, sin responsabilidades y sin derechos de monarca. Lo que en un momento pareció una excelente noticia, al siguiente lo decepcionó, pero la respuesta de su madre a esta reacción nunca se le va a olvidar, ella le dijo “en la actualidad los príncipes que más sirven son aquellos que lo son en su corazón y en sus acciones “. Por eso ahora 29 años adelante se sienta y escribe Mensajes de un Príncipe, para poder guiar a sus hijos a ser verdaderos príncipes del siglo XXI, consejos prácticos acerca del romance, la espiritualidad, los modales, la caballerosidad y el liderazgo.

Publicidad

ELLE : ¿Cuál es la mayor reto de ser papá?

Alexi Lubomirski: No me confundas mis padres fueron buenos, pero siempre quieres corregir y ser una mejor versión de ellos y creo que para la época en la que vivimos  mis hijos necesitan un papá que sea una persona espiritual, alguien que les enseñe a hacer el bien y alguien que deje que sus hijos le enseñen a ser padre, aprenderlos a leer y entender en qué momentos necesitan qué lecciones.

NOTA-MEDIANA
Alexi Lubomirski

 

ELLE : ¿Cuál era tu libro favorito de niño y por qué?

AL: El Alquimista de Pablo Coelho, porque habiendo crecido en Londres me crié con un sentido del humor más sarcástico y era más serio, pero mi lado latinoamericano por mi madre peruana estaba latente. Y me acuerdo que cuando lo leí pensé, ‘¿la gente habla de esto?’, ‘¿existe la magia, el destino, la pasión?’. Este libro fue una llave que abrió una espiritualidad en mi que sentía pero no podía definir.

ELLE : ¿Cuál es tu libro favorito como adulto?

AL: Zen and the Art of Happiness de Chris Prentiss, es muy sencillo de entender y me recuerda constantemente que todo sucede por alguna razón y nos ha traído hasta donde estamos ahora, así es que no hay motivo para estresarse al respecto, es mejor aceptar y sortear las situaciones como son que resistirse y preocuparse constantemente por todo.

 ELLE : ¿Si solo les pudieras dar una sola página de tu libro a tus hijos cuál sería?

AL: El poema del principio. Es mi mensaje de amor hacia ellos en 16 líneas. Me senté un día y todo lo que les he querido decir como padre está ahí. Cuando yo ya no esté aquí, eso es con lo que quiero que se queden.

ELLE : ¿Qué te inspira a escribir?

AL: Uff. Todo. Puede ser el modo en que la luz se refleja en tu pelo en este momento, un paisaje, mis hijos, mi esposa. El amor que siento por ella. Soy súper cursi, una disculpa.  Pero mira, te cuento cuando me casé me parecía inaceptable que solo celebráramos nuestro amor una vez al año en el aniversario, así que decidí regalarle todos los días 8 de cada mes una flor, un poema y una perla. Las flores le gustan. La perla es como las estrellitas que te dan en el kinder, una suerte de “premio” por su amor que ahora guarda en un frasco a una lado de la cama y es una representación física del crecimiento de nuestro amor. Y el poema. El poema es un excelente ejercicio pues cada mes me siento y, aunque estemos estresados o hayamos discutido, ese momento se trata de inspirarme en lo que amo de ella y lo escribo. Para cuando termino de escribir ya se me pasó el enojo. Eso me inspira. Soy cursi. Soy un romántico.

Y le creo.