6 formas de decorar tus paredes que son mucho más cool que un cuadro

2063

Cuando hablamos de decoración para las paredes de tu casa no solo nos referimos a colocar cuadros o repisas, la decoración de estos parte desde la premisa más básica: la pintura y acabados que se les puede dar. Es como si contaras con un gran lienzo dispuesto a tus experimentos más locos, mismos que se convertirán en el marco del resto de tu decoración.

1.Papel tapiz

Para no meterse en líos de pintura algunas personas prefieren recurrir a tapizar sus muros. La realidad es que hoy en día el papel tapiz se ha convertido en un gran recurso para trabajar con patrones y texturas inesperadas. Acabados tipo tela como el terciopelo y patrones infinitos ayudarán a dar vida a tu estancia o alguna habitación.

Foto: Patterns Coloray

2.Vinil

Publicidad

Si lo que buscas es colocar pequeños detalles en tus muros, puede que esta sea la mejor opción. Olvídate de aquellos viniles prefabricados y busca crear formas e imágenes que hablen de ti y tu estilo de vida.

Actualmente existen muchos lugares donde ofrecen este servicio con instalación incluida, así que no hay más pretextos para empezar tratar tus paredes como tu propio scrapbook tamaño real.

Foto: Urban Walls

3.Pintura deslavada

Una de las técnicas menos exploradas hasta el momento, es el deslavado. Así como lo puedes tener en tu cabello o en tus pantalones favoritos, el deslavado también se puede hacer en tus muros, sólo busca tu color favorito y consigue pintura en tres tonalidades graduales, del claro al oscuro, y empieza a aplicarlo en este orden. La precisión en su aplicación no es un requisito fundamental, al contrario, unos cuantos brochazos ayudarán a la atmósfera de este efecto inesperado.

Foto: Valspar

4.Mosaicos

Otra manera de traer color y movimiento a tus muros puede ser a través de los mosaicos. Ya sea siguiendo un patrón determinando o haciendo un collage, podrás dotar de gran personalidad a tus espacios. No te limites a colocarlos en baños y cocinas, también irán bien en terrazas y jardines e incluso en algún rincón especial en tu casa, recuerda que casi todas las reglas se pueden romper siempre y cuando mantengas un equilibrio general en el ambiente.

Foto: Smink Things

5.Acuarela

Tus muros se convertirán en papel de algodón si decides experimentar con este tipo de acabado que se remite a una técnica de pintura milenaria. Debes tomar en cuenta que deberás tener el color blanco como base y de ahí partir a hacer tu diseño. Solo busca colores que generen mezclas interesantes al momento de fusionarse para que los colores se mantengan vivos y generen contrastes interesantes.

6.Esténcil

Si eres de los que gustan de trabajar en proyectos DIY está es la opción para ti. Justo como los viniles o el papel tapiz puedes crear tus propios diseños y patrones para plasmarlos en las paredes de tu hogar. Existen varias maneras de hacer esto, puedes trazar tus diseños en un pedazo de cartón y utilizarlo como la base del esténcil, pero si tu diseño es más simétrico tal vez lo mas conveniente sea trazar el diseño final sobre la pared e irlo pintando con ayuda de cinta para enmascarillar.

Foto: A Beautiful Mess

Lo más importante al tratar con cualquiera de estas técnicas es que no tengas miedo al uso de color, ya que todo cambio o solución se encuentran a un bote de pintura de distancia, y recuerda que el pintar un muro no implica que lo hagas con cada uno de los que hay en tu hogar, en ocasiones hacerlo en un par de ellos puede generar grandes cambios y convertirse en la dosis perfecta