La historia detrás del nuevo museo de Yves Saint Laurent en Marrakech

566
- Publicidad -

Boutiques, apartamentos privados, proyectos personales; la actividad del despacho francés de arquitectura Studio KO ha cobrado relevancia en los últimos 10 años. Su reciente comisión los coloca en el mapa de los grandes: levantar el segundo museo que albergará la obra de Yves Saint Laurent en Marrakech. Pero… ¿Quiénes están detrás de esta empresa?

Publicidad

Hace 19 años, en la École des Beaux-Arts de París, Karl Fournier y Olivier Marty, se conocieron entre las clases. Su empatía fue tal que en el año 2000, a poco tiempo de graduarse, montaron una pequeña oficina en París desde donde gestionaron su primeros proyectos.

Después de firmar varias colaboraciones con André Balazs, el gran maestro estadounidense detrás del Chateau Marmont de Los Ángeles, o en el Chiltern Firehouse de Londres, comenzaron a trabajar proyectos en Marrakech para importantes clientes.

Nombres como Marella Agnelli, heredera de Fiat, el multimillonario Patrick Guerrand-Hermès y un puñado de miembros de la realeza del medio Oriente, aparecen en la lista. Pierre Bergé, magnate, compañero de vida y albacea de Yves Saint Laurent, también conectó con la obra de este dúo. Así, después de algunos proyectos personales, puso en manos de la pareja el ambicioso proyecto de un segundo museo para la obra del genio que revolucionó la moda.

Su propuesta de construcción en el norte de África se negó a las tendencias de palacios dorados que reproducían los clichés de la opulencia y el esplendor. Por el contrario, apostaron por la grandeza de lo simple simpleza. Y bajo esta estética se delinea el nuevo museo que abrirá sus puertas al público el próximo octubre.

Marrakech, es un lugar de fuerte influencia en la biografía de Yves Saint Laurent, por esta razón no sorprende que en esta ciudad se erija un edificio a la memoria del creador francés, justo en la calle que lleva su nombre.

 

El edificio se anuncia más como un recinto cultural de 4mil metros cuadrados, donde aparte de las exposiciones permanentes, habrá salas para muestras temporales, talleres, bibliotecas y espacios de acercamiento con el arte. Una oferta más allá de Saint Laurent. 5 mil prendas y cerca de 15 mil accesorios de alta costura, así como bocetos y objetos personales son parte del acervo.

Fournier y Marty, desde hace 19 años, son socios en todos los sentidos. Viven juntos a las afueras de París, desde donde atienden uno de sus tres estudios de trabajo. Uno más se encuentran en Marrakech y un tercero en Londres, ciudad donde también han firmado importantes colaboraciones.