El modernismo de Gaudí

1375
- Publicidad -

Antoni Gaudí i Cornet es el máximo representante del modernismo arquitectónico en España. Nació el 25 de junio de 1852 en Reus, Barcelona. Sus cuatro grandes pasiones en la vida fueron la arquitectura, la naturaleza, la religión y el amor a Cataluña. Debido a su frágil salud se volvió vegetariano y realizaba ayunos muy severos. Vivió dedicado por completo a su profesión, permaneciendo soltero toda su vida.

Parque Güell

 

Publicidad

Tenía un sentido innato de la geometría y el volumen, proyectaba mentalmente la mayoría de sus obras antes de llevarlas a planos. La mayoría de las veces prefería recrearlas sobre maquetas tridimensionales.

 

El 7 de junio de 1926 Gaudí se dirigía a la iglesia de San Felipe Neri, pero al pasar por la Gran Vía de las Cortes Catalanas, fue atropellado por un tranvía que lo dejó sin sentido. Murió el día 10 de junio de 1926, a los 73 años de edad, en la plenitud de su carrera. Fue enterrado en presencia de grandes multitudes que quisieron darle el último adiós, en la capilla de Nuestra Señora del Carmen de la cripta de la Sagrada Familia.

La Sagrada Familia
La Sagrada Familia

Sagrada_Familia_nave_roof_detail

Tras su muerte, cayó en un relativo olvido, su obra fue denigrada por la crítica internacional, decían que era barroca y excesivamente fantasiosa. En su tierra natal fue igualmente menospreciado por la nueva corriente que sustituyó al modernismo, el novecentismo.

Su figura comenzó a ser reivindicada en 1950 por Salvador Dalí.

Gaudí ha dejado una profunda huella en la arquitectura del siglo XX: arquitectos como Le Corbusier se declararon admiradores de la obra del arquitecto catalán, y otros como Pier Luigi Nervi, Friedensreich Hundertwasser, Oscar Niemeyer, Félix Candela, Eduardo Torroja o Santiago Calatrav.

Estadio Olímpico de Múnich
Estadio Olímpico de Múnich

Frei Otto empleó formas gaudinianas en el Estadio Olímpico de Múnich. En Japón, la obra de Kenji Imai es de una evidente influencia gaudiniana, como se puede apreciar en el Memorial a los 26 mártires de Japón en Nagasaki (Premio Nacional de Arquitectura de Japón en 1962), donde destaca el uso del famoso “trencadís”.

Técnica Trecandís
Técnica Trencadís

El trencadís en términos catalanes se puede traducir como troceado, es un tipo de aplicación ornamental del mosaico a partir de fragmentos cerámicos -básicamente azulejos- unidos con argamasa; muy habitual y característico en la arquitectura modernista catalana.

26 Mártires de Japón
26 Mártires de Japón

 

Principales obras

Cooperativa Obrera Mataronense – 1878-1882 – Mataró
El Capricho – 1883-1885 – Comillas
Casa Vicens – 1883-1888 – Barcelona
Templo Expiatorio de la Sagrada Familia – 1883-1926 – Barcelona
Pabellones Güell – 1884-1887 – Barcelona
Palacio Güell – 1886-1890 – Barcelona
Colegio de las Teresianas – 1888-1889 – Barcelona
Palacio Episcopal de Astorga – 1889-1915 – Astorga
Casa Botines – 1891-1894 – León
Bodegas Güell – 1895-1897 – Sitges
Casa Calvet – 1898-1900 – Barcelona
Torre Bellesguard – 1900-1909 – Barcelona
Parque Güell – 1900-1914 – Barcelona
Portal Miralles – 1901 – Barcelona
Casa Batlló – 1904-1906 – Barcelona
Jardines de Can Artigas – 1905-1906 – La Pobla de Lillet
Casa Milà – 1906-1910 – Barcelona
Cripta de la Colonia Güell – 1908-1915 – Colonia Güell (Santa Coloma de Cervelló)

Gaudí
Gaudí

Entre 1984 y 2005 siete de sus obras han sido consideradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La Pradera
Casa Milà

La Casa Batlló fue la residencia de Antoni Gaudí durante casi veinte años, desde 1906 hasta finales de 1925. El 28 de septiembre de 1963 se inauguró como museo y actualmente acoge una colección de muebles y objetos diseñados por el arquitecto, así como obras de otros colaboradores.

Casa Batlló
Casa Batlló

“Entrar a la casa es como estar dentro de un tiburón, las ventilas parecen sus branquias,  al subir las escaleras sientes que una serpiente te toma la mano y de repente te topas con un hongo gigante que expide calor”