Encuentra la inspiración en Design Hotel, una experiencia multi sensorial

105
- Publicidad -

El hotel, como llaman a este edificio intervenido con una serie de microcosmos en todo tipo de estilos, se inauguró este fin de semana como una de las actividades estelares de Design Week y permanecerá abierto hasta el 8 de noviembre de 10:00 a 19:00 hrs. ¡No te lo puedes perder!

Aquí lo que aquellos involucrados en esta odisea nos platicaron:

Publicidad

Archetonic

Cuando Jaime Micha entró al lugar que se le había asignado, supo que el reto sería grande. El espacio era reducido y tenía que trabajar sin tocar los cimientos, pero fue el estrecho pasillo el que se convirtió en “el corazón” de su proyecto. “Nos dimos cuenta de que era demasiado monótono y decidimos descomponerlo para que tuviera dinamismo”. ¿La solución? Desafiar a la gravedad; plataformas y lambrines de madera suspendidos del piso, juegan en distintas partes (y a diferentes alturas) por todo el departamento. Todas las habitaciones fueron re significadas. “En la recámara principal, colocamos hamacas y puffs para que la gente viniera aquí a descansar, renovamos la cocina (con ayuda de Miele) y la dejamos muy cotorra. Además, pusimos un comedor y una pequeña sala en la estancia y ampliamos el baño (todo en Porcelanosa) con una onda de spa”, comparte. Para lograr un efecto elegante y alargado –como él mismo lo describe– optaron por dos materiales únicos: un tono gris y madera de roble claro, para que el espacio no se encogiera y la iluminación se resolvió con una estética muy estilizada que ayuda a dar la sensación de amplitud. “Cuando ves todo, pareciera que levita” comenta.

2IMG_7701

 

 

Grupo de diseñadores

Entrar a la suite diseñada por Amín Suárez y Joshua Bornstein, es encontrarte con pura sofisticación. Amin revela que la forma en que ambos lidiaron con la distribución, fue pensar en una habitación como las que encuentras en Paris, Nueva York y Hong Kong. “No pretendemos hacer lugares que sean demasiado protagonistas. La idea es que el huésped se sienta cómodo y que todo responda a sus necesidades”, comparte Joshua.Para lograrlo, decidieron incorporar madera y paredes blancas y una ambientación con velas y plantas. En el baño, colocaron un detalle en el muro; una piedra milenaria en color negro y con incrustaciones, con un acabado que imita al cuero. Elemento recurrente en sus obras y que acompaña a la impactante regadera, cortesía de Piacere. El ruido fue un tema importante al momento de la planeación; en la recámara principal, lo aislaron con ayuda de una cortina de luz hecha de tela y para el comedor, mantuvieron la terraza que da directo a la avenida. “Cuando vean el caos vial, los coches y autobuses, seguramente dirán ¡Wow! y eso es lo que más me gusta” comenta Joshua.

1IMG_7701

Mob

Al preguntarle a Elsa García –socia de la firma Mob– el tipo de huésped que se imagina en esta suite inspirada en el Mid-Century Design, su respuesta es muy peculiar: “Me imagino a un japonés de 30 años viviendo en Los Ángeles, en los años cincuenta” confiesa entre risas. “Nuestra inspiración principal fue el edificio en sí. Cuando entramos, nos gustó mucho la luz que recibía y quisimos aprovecharlo acentuándolo con maderas claras, pintura blanca y un toque de diseño japonés”, mismo que llevaron a la celosía circular de la ventana y que es el detalle favorito de la arquitecta. Pensado como un como estudio, la amplitud era esencial y para ello colocaron espejos. El baño, tiene un concepto de “all white everything” y para ello, recurrieron a acabados y mobiliario blancos. Esta es la primera vez que Mob participa de Design House y la ayuda de sus patrocinadores (Studio roca, Design Within Reach, Casa Palacio y Déjate Querer, entre otros) fue fundamental. “Queremos que nuestro diseño los conecte al mundo real y los haga sentir bien” comparte.

7IMG_7701

Félix Blanco

Calidad de vida y materiales, fueron dos elementos que el arquitecto pretendió reflejar para que su “pequeño oasis” fuera el destino de descanso ideal para el viajero. “Aquí, tendrás lo que necesites para el nivel en el que quieres estar” comenta. Su principal reto, fue la temporalidad. “No podíamos tocar demasiado, entonces nos tuvimos que adaptar. Fue la creatividad ligada al presupuesto lo que lo hizo un reto muy interesante” y para lograrlo, recibió el apoyo de distintas marcas (Helvex, Esencial, Casa palacio, Bo Concept y Comex), e incluso, creó algunos diseños especialmente para la ocasión. “Esta es una prueba a pequeña escala de lo que nos gusta hacer. Buscamos replicar la misma temperatura, confort y calidez que nos caracteriza” comenta el arquitecto. Siguiendo una secuencia lógica, eliminaron la cocina y la hicieron vestíbulo. Además, trabajaron con monocromía y un único toque de color en toda la suite: un spot con unas flores deshidratadas en color lila. La suite ideal para aquellos que quieran escapar del bullicio y entrar en un juego de texturas variadas que invitan a descansar.

3IMG_7701

Materia Arquitectónica

La propuesta del arquitecto Gustavo Carmona, es un tema de gran altura. “La cámara de duración” –situada en el cubo de luz del edificio– pretende que el huésped viva una experiencia única. “Cuando vimos el vacío que implica, nuestra idea fue encapsular la vivencia del cielo. Esta idea nos quedó muy clara y creo que lo captamos muy rápido volviéndolo un proyecto fácil e intuitivo” revela. Gustavo y su equipo, decidieron aprovechar el contraste natural de luz y revistieron los muros en su totalidad. “Construimos un espacio vertical de forma cuadrada que tiene un segmento de siete metros en color negro, seguido de otros cuatro metros de paneles de aluminio. Esto creó la ilusión de un cubo suspendido que tiene la misión de captar y reflejar luz” comenta. Los paneles utilizados, tienen un origen muy especial: traídos de Los Ángeles, California, la multi premiada firma norteamericana, Neal Feay, hacen su debut en México como parte de esta intervención. Finalmente, en la parte inferior, la cámara cuenta con un deck con poco mobiliario para acentuar el vacío e invitar a la contemplación. “Creo que es imposible dictar los sentimientos de las personas, pero sí puedes provocar una atmósfera para que la interpreten a su manera y es precisamente eso lo que quisimos lograr” concluye.

10IMG_7701

 

Covadonga Hernández

“Lo interesante de este proyecto, es que como diseñador tienes el reto de hacer algo increíble con lo que ya existe. En este caso –contrario a lo que suelo hacer siempre– quise proponer algo más atrevido con materiales diferentes (como maderas claras con vetas quemadas) pero que fuera muy vivible” revela la arquitecta.  Pero los materiales no fueron lo único con lo que experimentó, pues en vez de utilizar la recámara como foco central, quiso atraer al huésped a la estancia que unifica tres puntos: la cocina, una chimenea y un área de lectura. Los colores en tonos grises lo vuelven un espacio acogedor y ultra chic, ideal tanto para hombres como mujeres y sus acabados, combinan marcas de prestigio (Köhler, Miele, Bo Concept y Design Within Reach) y diseños propios. Covadonga, decidió tomar un wow factor para dar a cada cuarto su propio protagonismo; “cada uno tiene su propia personalidad. Al entrar, querrás descubrir aquello que lo hace diferente y especial” comparte. El vestidor –a diferencia del resto de los hoteles– es muy espacioso y está pensado para vivir una experiencia que toda fashionista amará. “Lo hice inspirada en alguien que está de visita en Nueva York y acaba de hacer el shopping de su vida. Los espejos están pensados para que llegues y te pruebes todo” revela.

6IMG_7701

Mumo

Kenia Rodríguez y Karla Vázquez, son las primeras tapatías en participar de Design House. “Estamos súper contentas, nerviosas, emocionadas… ¡todo junto!” comparte Kenia. Naturalmente, el reto para Mumo fue mayor; Karla bromea cuando dice que esta fue su primer “repentina” tras haberse graduado de la universidad y luego de ver los planos del espacio que les habían asignado, supieron que tendrían que lucirse. “Nos tocó intervenir el último piso del edificio y entendimos que debíamos hacer algo increíble para que los huéspedes tuvieran ganas de subir. Esa fue nuestra fuente de inspiración” revela. Para ello, apelaron a su gusto por el té y propusieron un salón en donde narran –muy a su estilo– la llegada del té a México. “Representamos a Japón, Rusia e India a través de la elección de colores y para simbolizar el brillo del té, incorporamos mucho latón. Queremos que sientan como si estuvieran dentro de una caja de té” comenta Karla. “Cada cosa tiene un por qué y nosotras nunca habíamos trabajado con un equipo que involucrara tantas marcas. Ha sido un apoyo impresionante. Todos se echan la mano” concluye.

9IMG_7701

Rhyzoma

El compañero de piso de Kenia y Karla, es Diego Valés, arquitecto de Rhyzoma a quien le fue asignado el resto de la azotea. “Nos tocó el patio de servicio y quisimos rescatarlo haciendo un espacio de convivencia. Pensamos en un huésped joven a quien le gusta sentarse a platicar” comparte. La madera es el elemento protagonista. Esta estructura hecha –en su mayoría– de durmientes de tren, empieza por una banca corrida que se convierte en una gradería, que a su vez, es un mirador con vista directa al skyline de la ciudad. El piso está cubierto por grava de mármol y el resto del espacio armoniza con muchas plantas.  “Es la tercer edición que participamos con design week y todas han sido diferentes. A pesar de que tienes que hacer algo innovador, debes ser capaz de solucionarlo a tiempo. Es como un reto y balance de qué tanto puedes hacer” finaliza.

4IMG_7701

C Cúbica Arquitectos

La labor de la arquitecta Andrea Cesarman, es por partida doble; además de encabezar el proyecto de Design House –por siete años consecutivos–, fue la encargada de darle vida al “espacio Mini Cooper” de esta edición. “¡Estamos súper emocionados! A mí me tocó el bar lounge del hotel y nos centramos en el automóvil como una pieza de arte dentro del espacio” comenta.Ubicado en el sótano del edificio, Andrea se enamoró del ambiente urbano de la zona, sobre todo, de la ventana que da directo a la avenida. “Extrañamente, el hecho de ver pasar los coches me parece muy tranquilizante y creo que este detalle le da un toque muy especial al lugar. Me imagino al viajero urbano a quien le gusta quedarse en la ciudad, disfrutarla y caminar” comparte. Respecto a su papel en el proceso, considera que proyectos como este dan a la gente una idea mucho más clara de la importancia que ha cobrado la industria del interiorismo. “Es un ejercicio que involucra muchas cosas: desde los materiales hasta el mobiliario y sobre todo, la gente de la construcción encargada de materializar todas nuestras locuras” concluye.

Por Grace Miramontes