Cristal para todos

63
- Publicidad -

Aunque no lo creas, Lalique, casa francesa con 127 años, sigue dando de qué hablar. Dando pasos para ser más afines a los gustos actuales ha hecho piezas que felices tendríamos en nuestra casa.

Su perfumería se alinea con la búsqueda del glamour de los años 50 y 60. ¿Qué baño no se vestiría mil veces más con una botella como la de arriba? El contenido está a la altura del empaque. Las notas de entrada incluyen esencia de rosa, jazmín y orris. Las siguen de pera y blackberry y, por último, de vainilla y almizcle blanco.

Publicidad

Incursionan en el mundo del arte de la mano de uno de los más grandes: Damien Hirst. Él toma como motivo a las mariposas (¿tal vez un guiño a sus primas e iconos de la casa francesa, las libélulas?) para fijar la belleza efímera pero eterna que estos insectos alados representan.

lalique-secundaria

Como si tener una de las botellas con las mayores añadas del whisky top, Macallan, no fuera suficiente, vienen resguardadas en un decantador Lalique. En cada ocasión, reinterpretan el triángulo, figura importante para la destilería escocesa. ¿Lo más reciente? Rare Cask, de una sola malta. Eso sí que dice “ocasión especial”.

Un guiño a la arquitectura es aquél jarrón, diseño de Zaha Hadid. En blanco o negro, las líneas fluidas se materializan con el pulido y el satinado que domina la casa francesa. Crystal Architecture es el nombre de esta colaboración que se instala en nuestro wish list.