Los duques de Sussex pasarán Año Nuevo en una mansión en Canadá de $13M

Lujoso descanso para Meghan, Harry y Archie.

1247
Getty Images
- Publicidad -

Un medio de comunicación británico dice que el duque y la duquesa de Sussex pasarán su Año Nuevo en el extranjero. The Mirror informó este fin de semana que el Príncipe Harry y Meghan Markle todavía están en Canadá y supuestamente pasarán la víspera de Año Nuevo en una mansión frente al mar de $ 13.14 millones con la madre de Meghan, Doria Ragland, y su hijo Archie.

Según el medio, la casa tiene un horno para hacer pizza en la cocina, una sala de juegos, una sala de estar de dos pisos y una sala de degustación de vinos, además de sus muchos dormitorios y baños. The Mirror informa que la pareja ha estado ahí durante casi las últimas dos semanas y se espera que se queden hasta el viernes. La ubicación exacta de la mansión no fue revelada, por respeto a la privacidad de la pareja, que ha estado tomando un descanso prolongado de los deberes reales desde finales de noviembre.

View this post on Instagram

🎄🎅🏻☃️

A post shared by The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) on

Publicidad

Un propietario de restaurante local le dijo al medio que no es sorprendente que Meghan y Harry eligieran la casa para quedarse. “Es una propiedad increíble, y una de las más prestigiosas por aquí. No me sorprendió cuando me enteré que Harry y Meghan se están quedando ahí. Ciertamente es digno de la realeza”.

El portavoz de Meghan y Harry confirmó que los dos habían estado en Canadá para su descanso justo antes de Navidad. “Como se informó, sus altezas reales, el duque y la duquesa de Sussex, pasan tiempo en privado en Canadá”, dijo el portavoz. “La decisión de establecerse en Canadá refleja la importancia de este país de la Commonwealth para ambos. Si bien estos informes confirman el país en el que están tomando tiempo en familia, por razones de seguridad no divulgaremos más detalles y solicitaremos que se proteja su privacidad respetuosamente.”

“El duque de Sussex ha sido un visitante frecuente de Canadá durante muchos años, y también fue el hogar de la duquesa durante siete años antes de convertirse en miembro de la familia real”, continuó el portavoz. “Están disfrutando compartir la calidez del pueblo canadiense y la belleza del paisaje con su hijo pequeño“.