Emma Watson confiesa que Harry Potter la mandó a terapia y le hizo sentir culpable

Lo estragos de la fama a corta edad.

853
Harry Potter Emma Watson
IMDb
- Publicidad -

Ayer, Emma Watson puso al Internet de cabeza por enseñarnos otra forma de decir: “estoy soltera”. La actriz que está a punto de cumplir 30 años habló sobre la famosa crisis de la edad y sobre su estado sentimental actual al cual se refirió como: “estoy en una relación conmigo misma”. Y hoy, está en medio del spotlight porque confesó que Harry Potter la mandó a terapia y la hizo sentir culpable.

La actriz, que fue elegida para audicionar para el papel de Hermione mientras hacía fila en el gimnasio de su colegio, habló sobre las presiones que experimentó al ser una estrella infantil en una entrevista a Vogue UK.

Publicidad

Hacerse famosa a su corta edad le ocasionó tener que ir terapia. “Me senté en terapia y me sentí realmente culpable por eso”, dijo Emma. “Pensé, porqué yo, alguien más hubiera disfrutado y deseado este aspecto más que yo. Y he luchado mucho con la culpa de eso. Creo que debería estar disfrutando esto mucho más, debería estar más emocionado y realmente estoy luchando”.

Harry Potter Idiot GIF - Find & Share on GIPHY

Su familia y sus amigos la ayudaron a mantener los pies sobre la tierra al mismo tiempo que su actuación en Harry Potter la tenía en el centro de atención. Ellos fueron los que la ayudaron a recordar quien era verdaderamente.

“Parte de lo que me ayudó a encontrar la paz es que hubo momentos en que se hizo tan grande que casi tuve vértigo y sentí y me sentí desconectada, y parte de la paz dentro de mí misma es recordar mi identidad.

“Soy la hija de alguien. Soy la hija de mi madre, soy la hija de mi padre, soy una hermana. Pertenezco a una familia. Vengo de un lugar, tengo raíces. Hay una gran existencia e identidad que tengo que es realmente importante y ponderada y sólida, que no tiene nada que ver con nada de eso”, continuó.

Con sus confesiones, Emma Watson también normalizo el hecho de ir a terapia. Recuerda, está bien estar mal y platicarlo puede ser tu mejor solución.