Kanye West se sincera sobre su adicción al sexo y a Playboy

Fuertes declaraciones

966
Kanye y Kim
Getty Images
- Publicidad -

Hace no mucho tiempo, Kanye West nos sorprendió con la noticia de que dejaría la música secular para dedicarse a la música cristiana. Hoy, es el lanzamiento de su nuevo álbum inspirado en el Evangelio titulado Jesus is King; que además, viene acompañado de un documental del mismo nombre.

El día de ayer, en una entrevista con Zane Lowe para el programa Beats 1 Kanye habló de cómo su vida ha cambiado desde que decidió acercarse a Cristo y a sus conciertos de “Sunday Servive”.

Publicidad

“Ahora que estoy al servicio de Cristo, mi trabajo es esparcir la palabra, hacer que las personas sepan lo que Jesús ha hecho por mí.”

El cantante también se sinceró acerca de su adicción a la pornografía que inició cuando a penas tenía 5 años. “Para mí, Playboy fue mi puerta de entrada a la adicción a la pornografía”, dijo. “A mi papá le dejaron una revista Playboy a los cinco años y afectó casi todas las elecciones que hice por el resto de mi vida”.

Desde entonces ha tenido que dejar el hábito recordándose cada vez que se presenta repitiéndose “No está bien”. Kanye también habló de cómo esta adicción se convirtió en adicción al sexo después de la muerte de su madre en 2007 y que esa vida de rockstar lo llevó a tomar actitudes como la de los VMA’s del 2009.

“Ese Playboy que encontré cuando tenía cinco años estuvo escrito en todo el momento cuando estaba en los premios MTV con los Timberlands, los jeans Balmain … antes de que la gente usara jeans Balmain y la botella Hennessy. Mi madre había fallecido un año antes. Y dije que algunas personas se ahogaban en las drogas y yo me ahogué en mi adicción: el sexo”.

https://youtu.be/T_lRujtEwso

Aunque Kanye ha logrado superar sus adicciones y se ha entregado a la vida cristiana, sus experiencias pasadas se convirtieron en un parte aguas para su nueva carrera musical. Hablando de la producción de Jesus is King dijo que, aunque sonara radical, le pidió a su equipo que no tuvieran sexo premarital y que se mantuvieran enfocados en su trabajo a través del ayuno y la oración.