Diego y Julián, ¿la relación más tóxica de La casa de las flores? ¿qué sigue?

496
LA Casa de las Flores
NETFLIX
- Publicidad -

Después de una exitosa primera temporada, La casa de las flores por fin estará de regreso con su segunda entrega este 18 de octubre por Netflix. Entre los cabos sueltos que dejó la primera parte está el futuro de la relación de Diego (Juan Pablo Medina) y Julián (Dario Yazbek). Después de un abrupto break up que se dio tras el abandono y el robo de Diego a la familia De La Mora, no nos queda más que preguntarnos qué pasará con este par.

Platicamos con Juan Pablo Medina y Dario Yazbek sobre sus personajes, la segunda temporada de La casa de las flores y su relación… ¿tóxica? NO. Ambos respondieron con una rotunda negativa al preguntarles si creen que “Juliego” se trata de una relación así.

Publicidad

Creo que en realidad hay mucho amor en la parte profunda. Mucho amor, mucho cariño, pero más bien creo es un desfase entre la edad” explica Dario. “A Julián le cuesta más y Julián todavía no está seguro de lo que quiere”.

Para Juan Pablo, se trata de algo común en todas las relaciones. “No tóxico, pero están en diferentes momentos de vida. Mi personaje tiene muy claro con quién quiere estar, dónde tiene el corazón y los riesgos que puede tomar. Julián no tiene ni idea y Diego sufre”.

“Yo creo que todas las relaciones humanas tienen este grado de toxicidad y no estar en el mismo canal lleva a las rupturas, peleas, tomar decisiones fuertes” Juan Pablo Medina

En esta segunda temporada veremos a un Julián que realmente intenta ser más maduro y que se esfuerza por convertirse en el adulto que siempre le dijeron que debía ser, pero mientras más lo fuerza, menos le sale. Por su parte, Diego tiene claro lo que quiere: el corazón de Julián y hará todo por recuperarlo, incluyendo el hacerse responsable por las decisiones violentas que tomó en el pasado.

La casa de las flores se ha convertido en una abanderada de la comunidad LGBTTTQ+ por la representación que existe de ella en la serie. Desde antes de su estreno, participaron en la marcha por el Orgullo de la CDMX y este año, volvieron a formar parte del contingente. Para Juan Pablo Medina, que hasta hace dos años nunca había asistido a un Pride, “es impresionante la buena vibra, el amor que se reparte ese día, es muy lindo estar en algo así”. 

La química de una de nuestras parejas favoritas no solo se queda en la serie, fuera del set, la amistad entre Yazbek y Medina también fluye.Nos llevamos muy bien. Ya sabemos cosas el uno del otro que poca gente sabe” bromea Darío. 

La Casa De Las Flores
La Casa De Las Flores