El Joker enfrenta controversia previa a su estreno por su violencia explícita

654
Foto: IMDb
- Publicidad -

La policía de Nueva York tendrá un operativo especial para cubrir el estreno de la esperada Joker (2019) este 4 de octubre. Las autoridades temen que la película protagonizada por Joaquin Phoenix incite a la violencia en las salas de cine, informan medios como The Hollywood Reporter. Estas precauciones se tomaron tras las reseñas de la crítica especializada en Festival Internacional de Cine de Venecia, pues señalan que Joker es un retrato muy perturbador y explícito de la violencia con armas de fuego.

Esto revivió el tiroteo masivo en una sala de cine durante la proyección de The Dark Knight Rises en Aurora, Colorado, en 2012. Esa noche, el ataque perpetuado por James Holmes, asesinó a 12 personas y dejó 70 heridos. Casos como éste hacen que algunos críticos y organizaciones teman que Joker provoque reacciones violentas en los espectadores.

“cuando las personas se preparan para odiar un filme basados en su posición política percibida, la cultura cinematográfica sufre”

Publicidad

Desde su estreno en el Festival de Venecia y la ovación de pie —durante ocho minutos— que recibió, Joker suena fuertemente como nominada en los premios Oscar 2020, sin embargo, la violencia y la controversia alrededor de ella podría dejarla fuera de competencia como Mejor Película. 

“¿Una película de cómics sin un superhéroe, centrada únicamente en un villano verdaderamente despreciable, también será recibida por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas?”, es la pregunta que lanza Scott Feinberg, crítico de cine de The Hollywood Reporter. Consideran que este filme “profundamente perturbador” podría incitar a la sociedad a actuar como Arthur Fleck, interpretado por Phoenix, incluso que Fleck podría ser un estandarte de la violencia.

Ubicada en 1981, la película de Todd Phillips muestra la formación del némesis de Batman. Al tiempo que sugiere que el sistema gubernamental de Estados Unidos, la falta de atención a la salud mental, y una sociedad fallida son culpables por la persona trastornada que es Arthur. “Francamente es muy aterradora para separar de la violencia demasiado real cometida por hombres jóvenes como Joaquin Phoenix casi todos los días en Estados Unidos”, comenta Leah Greenblatt en Entertainment Weekly.

Esto ha causado que casi todos en Twitter tengan una opinión sobre la película, sin verla aún. Algunos señalan que Arthur Fleck habla a los “incels”, slang utilizado para describir a los hombres que culpan a las mujeres de su falta de relaciones sexuales, cuando en realidad se debe a su terrible actitud y su sexismo. Otros recuerdan que la cinematografía no debe estar bajo los lineamientos de lo políticamente correcto, pues esto causaría que no se traten y hablen muchos de los problemas y vicios de nuestra sociedad.

Estos señalamientos de peligro vienen, sobre todo, de los críticos estadounidenses. Por ejemplo, Christina Newland de The Guardian recuerda que, “cuando las personas se preparan para odiar un filme basados en su posición política percibida, la cultura cinematográfica sufre”. Así, Joker es más un cuento precautorio de lo que podría suceder si no prestamos atención a la salud mental, si continuamos tachando de “locos” a quienes necesitan ayuda psicológica o psiquiátrica, y por supuesto, si no regulan el uso de armas de fuego.

Sólo el tiempo resolverá el efecto que Joker tendrá en la audiencia. Vi Joker la semana pasada y lo que puedo afirmar es que Joaquin Phoenix, como Arthur Fleck, entrega una de las mejores actuaciones en su ya prolífica y respetada carrera.