Mulán se enfrenta a un boicot por controversial comentario de su protagonista

La actriz que interpreta el live-action de Mulán, apoya la brutalidad de la policía de Hong Kong

11609
actriz mulan live-action protagonista controversial comentario boicot policia brutalidad hong kong
Foto: GettyImages, Liu Yifei
- Publicidad -

Desde principios de junio de este año, comenzaron las protestas en la región administrativa especial china de Hong Kong (que era una colonia británica y desde 1997 le pertenece a la República Popular China pero es independiente y capitalista), debido a la ley de extraditar a convictos a China continental y Taiwán, el control de China y la pérdida de la democracia.

Por 22 años, Hong Kong ha disfrutado del estatus especial; “un país, dos sistemas”, y en pocas palabras, se resiste a dejarlo y formar parte de la China comunista. Esto ha causado manifestaciones que han sido brutalmente controladas por la policía y la actriz china que protagoniza el live-action de Mulán, apoya estas prácticas.

actriz mulan live-action protagonista controversial comentario boicot policia brutalidad hong kong
Foto: GettyImages, Liu Yifei
Publicidad

Desde finales de noviembre de 2017, se anunció que la protagonista de esta nueva versión de Mulán, sería la actriz y cantante sinoestadounidense (china ciudadana estadounidense), Liu Yifei de 31 años. A través de su cuenta de Weibo (red social china), la actriz compartió la controversial opinión, “También apoyo a la policía de Hong Kong, ya pueden golpearme”.

Además, agregó “Es una pena para Hong Kong” y el hashtag #ApoyoLaPolicíaDeHongKong. Con esta publicaciónLiu Yifei desencadenó la reacción negativa de los ciudadanos chinos, que crearon el hashtag #BoicotMulán acusando a la actriz de apoyar la brutalidad policíaca y suprimir la democracia.

Las críticas a Liu Yifei han ido en aumento, pues la actriz es ciudadana estadounidense (se mudó a Nueva York a los 11 años) así que esta situación no le afecta directamente. Muchos han señalado que el personaje de Mulán jamás hubiera apoyado esta situación, y aunque la película no será estrenada en cines hasta el 2020, ya está enfrentando el backlash político.