Kim Kardashian tiene dos millones de fajas y no sabe qué hacer con ellas

Kim ¡oh no!

7291
kim kardashian kimono patentar patentó apropiación cultural japón
Foto: Instagram @kimkardashian, Kimono
- Publicidad -

Hace unas semanas Kim Kardashian anunció el lanzamiento de su línea de fajas modeladoras en una amplia gama de tonalidades nude y de tallas. Esta primera iniciativa fue muy aplaudida por su apertura a la diversidad racial y de cuerpos. Sin embargo, como todo en la vida de las Kardashian, el lanzamiento vino acompañado del escándalo… ¿El gran problema de la línea de ropa interior de la mayor del clan? El nombre.

Kim nombró a su línea Kimono y al tratar de registrar una palabra con historia propia, utilizada para nombrar uno de los atuendos más emblemáticos y milenarios de la cultura nipona, fue acusada de apropiación cultural. La empresaria se disculpó y explicó que había sido sin intención de causar ningún daño y de inmediato dio marcha atrás a “la operación Kimono”.

Publicidad

Después de esta crísis de relaciones públicas, el proyecto se enfrenta a un nuevo problema: los dos millones de prendas que ya habían sido confeccionadas y marcadas con el errático nombre original de la marca. Según ha explicado la misma Kim a través de sus redes sociales, el equipo que trabaja en el desarrollo de esta propuesta no ha encontrado cómo eliminar la palabra “Kimono” del interior de las prendas.

Cada prueba que han hecho ha tenido resultados que estéticamente no convencen a su creadora y hasta ahora la opción más viable parece coser una pequeña tira que tape la marca pero la estrella de reality cree que se pierde el fin de estas piezas de ser lo más cómodas y con un diseño impecable.

“Tengo que encontrar una solución para no desperdiciar este material”, aseguró a sus seguidores haciendo énfasis en el enfoque de sostenibilidad de su nueva empresa. Después de la crisis cultural lo que menos necesita Kim Kardashian es un nuevo escándalo de ambientalismo.