Natalia Dyer: la vida después de Nancy Wheeler en Stranger Things

Q&A con Natalia Dyer

1204
From Hawkins to Stardom: Natalia Dyer
Foto: Tomás Reid para ELLE México
- Publicidad -

Tres temporadas del fenómeno Stranger Things han dado a Natalia Dyer claridad para no dejarse consumir por el mundo mediático. A sus 22 años, la actriz de Nashville, Tennessee, es tan consciente de sí misma y del momento que vive, que entiende que debe alejarse de lugares comunes tanto en redes sociales como en sus próximos personajes.

ELLE México: ¿En qué se parecen Natalia Dyer y Nancy Wheeler?

Natalia Dyer: Creo que en la madurez a veces tienes que poner mucho de ti en lo que haces, yo también fui adolescente y sentí la frustración que ella siente cuando no puede lograr algo. En ese sentido me gusta pensar que a ambas nos preocupa que haya justicia y equidad. Cuando estaba en la escuela pensé en ser periodista y creo que de ahí viene esta inquietud. Pero la actuación estuvo siempre en mi vida porque mi mamá trabajaba en el teatro y me gustaba pasear por todos los rincones. Luego de dos años en la Universidad de Nueva York (NYU) llegó la oportunidad para entrar a Stranger Tings. Creo que de alguna forma la actuación y el periodismo se parecen, al interpretar un papel eres también un escritor por la personalidad que le imprimes.

Q&A con Natalia Dyer
Foto: Tomás Reid para ELLE México

¿Crees que hay una Natalia antes y una después de este viaje de tres años con Stranger Things?

Publicidad

Totalmente. Es interesante reflexionar que ya pasaron tres años de esta serie increíble con la que adquirí notoriedad y reconocimiento, pues es un mundo totalmente distinto. Me siento muy afortunada de trabajar con este grupo de personas, la mayoría de nosotros éramos desconocidos y crecimos juntos y desarrollamos una relación muy fuerte. Profesionalmente, ha sido la oportunidad más grande para explorar un personaje por tanto tiempo. Stranger Things fue mi primer trabajo en televisión y siento que crecí con Nancy Wheeler. Procesarla cada día, trabajar sus matices y su desarrollo en la historia han sido lecciones muy valiosas.

Desde Stranger Things a Velvet Buzzsaw, ¿Qué aprendiste al compartir la pantalla con actores como Winona Ryder, Jake Gyllenhaal y John Malkovich?

Traté de mantener la calma, pero no siempre puedes evitar la emoción de compartir el set con ellos. Desde el día uno en Velvet Buzzsaw, intenté mantener la calma para admirar todo lo que pasaba y aprender. La enseñanza más grande es la forma en que se comportan estos actores. Tienen la seguridad para hablar cuando sienten algo fuera de lugar, explican su argumento y hablan desde su verdad artística. Admiro mucho eso porque contribuyen y realmente se esfuerzan.

Q&A con Natalia Dyer
Foto: Tomás Reid para ELLE México

Con lo mediático de la profesión, ¿No hay veces que no disfrutas la atención de las redes sociales?

Soy una persona bastante privada y las redes sociales siempre han sido un problema. Me doy cuenta de que algunas personas manejan muy bien estas plataformas para hablar de causas que importan, pero me cuesta mucho. Entiendo que ahora (las redes) son parte del trabajo, pero es demasiado y me causa ansiedad; las personas pueden ser muy crueles en sus comentarios. Por eso mejor procuro enfocarme en vivir el presente y no vivir pegada a un celular.

Desde tu lugar en la industria, ¿Consideras que la brecha de género está reduciéndose a favor de las mujeres?

Me acuerdo cuando era más chica y empezaba a leer de este tema, y me parece increíble que aún tenemos que denunciar la inequidad. Hollywood se caracteriza por hacer todo a puertas cerradas y por eso hablar del tema ayuda a visualizar el problema y fomentar que la brecha disminuya para las mujeres en todos los aspectos, no solo en cuanto al salario.

Q&A con Natalia Dyer
Foto: Tomás Reid para ELLE México

¿Te gustaría seguir actuando para plataformas de streaming o en proyectos más indie?

En este momento espero algo diferente y desafiante, me gustaría encontrar a personajes que no se parezcan a mí. A veces me encantaría hacer una comedia pura o un filme de acción como Million Dollar Baby (2004). Algo con muchas ópticas. Así que no tengo prisa de saltar a un proyecto solo por hacerlo, quiero trabajar con personas muy creativas y artísticas. Eso es lo que realmente busco.

¿Qué es lo que más has disfrutado de experimentar la alta costura?

Presenciar todo el trabajo y el esfuerzo que las casas ponen en cada una de sus prendas. Por ejemplo, el vestido Dior que llevé a los SAG Awards, estaba pintado y bordado a mano. Sentía que caminaba con una pieza de arte por la alfombra, fue increíble. Pero sobre todo, conocer a personas como Paul Andrew, director creativo de Salvatore Ferragamo, pues es una persona realmente cálida.