5 reglas de protocolo que deberás seguir el día que conozcas a la reina Isabel II

Seamos honestos, conocer a la reina Isabel II es un sueño que tenemos todos.

1530
protocolo-conocer-reina-isabel
Getty
- Publicidad -

Aunque lo nieguen, estoy segura que para todos los fanáticos, o no, de la realeza el conocer a la reina Isabel II está dentro de su bucketlist, y  es que después de tantos años portando la corona, millones de looks de colores llamativos y miles de divertidas historias, se ha convertido en uno de nuestros personajes favoritos de la historia de Inglaterra.

Es un hecho que si el día que conocieras a la reina llegará, saldrías corriendo a comprar el outfit perfecto, te pondrías tu mejor joyería y cuidarías absolutamente cada detalle para que el momento sea tal y como lo soñaste.

Publicidad

Pero, ¿qué hay de las reglas protocolarias? No tienes que salir a buscar un libro sobre protocolos de la realeza, aquí te facilitamos el proceso reuniendo las  5 reglas que son clave al momento de conocer a la reina del Reino Unido.

1. La reverencia

Al no ser parte de la realeza, en pocas palabras, gracias a que eres un simple mortal no estás en obligación de hacer ningún tipo de reverencia a ningún miembro de la realeza. Sin embargo, muchas personas lo siguen haciendo por respeto.

2.Títulos nobiliarios

Cuando te diriges a la reina es importante recordar llamarle “su majestad”, para cualquier otro miembro de la realeza cercano a la reina con un título como duque o príncipe deberás referirte a ellos como “su alteza real”.

3.Conversaciones durante la cena

Si algún día tienes la fortuna de estar sentada cenando junto a la reina es importante que sepas que por protocolo la primera mitad de la cena, la soberana estará conversando con el invitado que está sentado a su lado derecho, mientras que la otra mitad platicará con quien este a su lado izquierdo.

4. No te dirijas primero a la reina

La etiqueta marca que la reina debe ser la primera en dirigirte la palabra, si no lo hace no debes ser tú la que inicia la conversación. También es importante saber que al platicar con ella debes mantenerte en temas mundanos, nunca temas personales.

5. No toques a la reina

Al conocerla un saludo de mano bastara, fuera de ese contacto físico debes evitar tocarla. Así que olvídate de los abrazos.