¡Wow Meryl Streep! Eres todo lo que esperábamos en Big Little Lies

¡Ese grito!

172
Big Little Lies
HBO
- Publicidad -

Los domingos de vacío se acentuaron desde aquel trágico final de Game Of Thrones. Aunque lo llenamos con la inesperadamente adictiva Chernobyl, el viernes esta serie también llegó a su final. Y justo a tiempo para no dejarnos sin nada qué esperar, HBO estrenó la segunda temporada de Big Little Lies.

De regreso a Monterrey, California, Big Little Lies nos lleva una vez más a las casas, los clósets y los esposos de ensueño de las ‘Monterrey Five’: Celeste (Nicole Kidman), Madeline (Reese Witherspoon), Renata (Laura Dern), Bonnie (Zoë Kravitz) y Jane (Shailene Woodly).

Publicidad

Y si ya creíamos que el casting de esta serie es insuperable, la temporada dos dijo quítense que ahí les voy porque suma a sus filas a Meryl Streep como Mary Louis, mamá de Perry Wright, el difunto personaje de Alexander Skargard. Desde el anuncio de contratación, todos la hemos estado esperando y después de ver el episodio 1, solo podemos decir: ¡wow! eres todo lo que esperábamos y ayer nos regaló dos escenas memorables.

“Encuentro a la gente bajita desconfiable”

“Eres muy bajita” le dice Mary Louis a Madeline cuando la ve por primera vez, “no lo digo en forma negativa, o tal vez sí. Encuentro a la gente bajita desconfiable”. Ante la mirada incrédula de Madeline, la cosa solo empeora cuando un par de escenas más adelante ella la enfrenta y le dice que su trato le pareció grosero e injusto.

De acuerdo con entrevistas de los creadores, las excentricidades de Mary Louis solo crecerán conforme avance la temporada. Nos morimos por ver más diálogos tan directos y tensos como este.

[Grita]

Pero si la voz templada, bajita y mordaz de Meryl Streep ya nos tenía con el alma en un hilo, ¿qué tienen que decir del grito? Que tema el grito de Munch porque este acaba de convertirse en uno icónico para recordar.

Mientras habla con sus nietos sobre la rabia de haber perdido a su papá, Mary Louise suelta un inesperado y doloroso grito que nos dejó con la misma cara que los niños sentados con ella a la mesa.

Esperamos con ansias el siguiente domingo. Te amamos Big Little Lies, te amamos Meryl.