Donald Trump fue grabado llamándole “desagradable” a Meghan y ahora lo niega todo

Ni porque existe una grabación lo acepta.

1178
donald-trump-desagradable-meghan
Getty Images
- Publicidad -

El fin de semana, Donald Trump dijo que Meghan Markle era “desagradable” sin importar que horas después estaría aterrizando en Londres para reunirse con la familia real.

¿Cómo pasó? Un reportero de The Sun le dijo a Trump que Meghan dijo que se mudaría a Canadá si lo elegían como presidente y Trump respondió: “Mucha gente se muda aquí [a Estados Unidos]. Entonces, ¿qué puedo decir? No, yo no sabía que ella era desagradable”.

Publicidad

Probablemente, Trump estaba usando el término “desagradable” (nasty) en referencia al movimiento “nasty woman”, que es mejor conocido como el grupo de mujeres que apoyan a Hillary Clinton, sin embargo, el presidente de Estados Unidos no dejó claro a qué tipo de “desagradable” se refería exactamente.

Al poco tiempo, Walter Shaubl ex director de la Oficina de Ética del Gobierno de los EE. UU se encargó de publicar en redes sociales la grabación en la que se alcanza a escuchar a la perfección que Trump le dice nasty a Meghan.

Par desmentir lo que dijo en la grabación, el presidente twitteó poco tiempo después que: “Nunca llamé a Meghan Markle ‘desagradable’. Esta es una noticia falsa, ¡y se quedaron atrapados! ¿Se disculparán @CNN, @nytimes y otros? ¡Lo dudo!” aseguró.

En este momento el presidente de Estados Unidos se encuentra junto a su esposa, Melania Trump, su hija, Ivanka Trump y su yerno, Jared Kushner en territorio británico. Todos fueron recibidos por el príncipe Carlos, la duquesa de Cornualles y la reina Isabel.

De acuerdo con los rumores, el presidente de Estados Unidos también se reunirá con Kate Middleton, el príncipe William y el príncipe Harry. Meghan Markle no estará presente durante la visita de los Trump porque se encuentra de baja por maternidad.

Aún no sabemos exactamente que temas tocara la familia real británica con Donald Trump, pero lo que sí podemos asegurar es que probablemente el ambiente esté tenso e incómodo entre ellos durante los tres días que durará la visita del mandatario de EUA.