Las niñas bien en ELLE. Una historia de clasismo en México que merece ser vista

Una historia sobre el clasismo en nuestro país que resulta contemporánea y necesaria de ver.

3199
Las niñas bien en ELLE
Las niñas bien en ELLE
- Publicidad -

¿Qué es lo que pierden los ricos cuando pierden el dinero? Esa pregunta lanza Alejandra Márquez Abella con Las Niñas Bien (2019). El tercer filme de la directora “es una oportunidad para hablar del privilegio y la élite en México desde lo complejo. Hemos visto estas historias en películas de comedia, en tonos ligeros que solo avalan y reivindican a la clase alta sin cuestionar las razones de su comportamiento y la ambición desaforada que tienen”, explica. 

Si esperas ver una comedia del estilo que tanto caracteriza al cine comercial mexicano con películas taquilleras que explotan prejuicios, díganse ¿Qué culpa tiene el niño? (2016) o Niñas Mal (2007), estás equivocado. Lo mismo le pasó a Ilse Salas, quien protagoniza con el papel de Sofía y revela, al escuchar el título Las Niñas Bien se imaginó “una comedia ligera y boba para reivindicar el clasismo que siempre ha sido un error del cine mexicano, un error de la sociedad, pero que el cine ha respaldado”.

Publicidad

Sin embargo, basada en el libro homónimo de Guadalupe Loaeza, Las Niñas Bien es una mirada crítica a la sociedad fundada en apariencias. A través cuatro mujeres -Sofía, Alejandra, Inés y Ana Paula-, Márquez Abella explora los círculos que se creen intocables por los problemas que azotan al resto de la sociedad mexicana, pero que al final las alcanzan por la crisis económica de 1982, durante el sexenio de José López Portillo.

Las niñas bien ELLE
Ilse Salas, Johanna Murillo y Cassandra Ciangherotti en total looks Dior

“Uno hace películas de época para darse cuenta que nada ha cambiado. En este análisis el  hallazgo fue que aún permea esta idea de poder donde al momento en que puedes convertirte en opresor en vez de oprimido, hay que tomar la oportunidad. Esto va en contra de todo tipo de progreso” Alejandra Márquez Abella.

Con esta óptica, la película no pudo llegar en momento más preciso para México. País donde el clasismo siempre ha estado presente, pero en esta época se ha incendiado con la polarización tanto en redes sociales como frente a frente, claro, alimentada por las elecciones de 2018, el cambio de gobierno y la incertidumbre que ha generado.

El proyecto comenzó en 2016, pero distintos motivos dejaron su estreno hasta 2019, para recordarnos que el clasismo y la desigualdad están tan arraigados en el México actual como en los 80. Parecía que el sismo del 19 de septiembre podía unirlo, pero México sigue fracturado.

Las niñas bien Ilse Salas
Ilse Salas en total look de Miu Miu

Cubiertos de plata, bolsos Chanel, joyas, un Marquis color Champagne y fiestas son cotidianidad para Sofía de Garay. No tiene idea, ni le interesa, saber cómo su esposo gana tanto dinero. Simplemente disfruta su vida de privilegios y es la más déspota de un grupo que vive con la misma soberbia y del que forman parte sus “amigas” Alejandra (Cassandra Ciangherotti) e Inés (Johanna Murillo). Necesita esta actitud para mantener el “poder” de su grupo, mientras se refugia en fantasías con Julio Iglesias y en las regaderas del club.

Las niñas bien Cassandra Ciangherotti
Cassandra Ciangherotti en total look Dolce & Gabbana

“Es un viaje de madurez que no la redime, no es la rica que se volvió buena, ella no quiere dejar de ser rica, empieza a tomar decisiones solo cuando se ve obligada”, Ilse Salas. 

Las niñas bien Johanna Murillo
Johanna Murrillo en total look de Dior

La intención de Las Niñas Bien no es explorar la desigualdad, sino los privilegios que pierde la élite. “No se ve que Sofía pierda mucho, es más sobre su psicología, su idea de sí misma, lo que cree que se merece y tiene derecho: ser superior a los demás”, explica la directora. Junto con su esposo, quien juega con carritos para evitar los problemas, son dos niños enfrentándose a una crisis. Sofía tiene unas ganas exageradas de aferrarse al poder en forma de un bolso Chanel negro

Las niñas bien Ilse Salas
Ilse Salas en total look de Dior

El aspecto físico de la protagonista cómo se va degradando con su vida de lujos. “Quizá son detalles que nadie ve, pero para mí era importante que si se bañaba con agua de alberca, su pelo no tuviera tener el volumen de las primeras secuencias. Se le ve seboso, ese tipo de detalles los vas bordando con tu directora”, detalló la protagonista al tiempo que da crédito a la diseñadora de vestuario Annai Ramos, y al maquillista Pedro Guijarra por ayudarle en la transición de Sofía de Garay para Las Niñas Bien. 

¿Si alguna vez ella se consideró “niña bien”? Ilse siempre rechazó ese título, rechazó la idea de feminidad que infantiliza a la mujer porque “ser mujer y seguir llamándote niña es infantilización”, explica la intérprete de 37 años. Por esta visión para Alejandra Márquez fue tan esencial que Salas encarnara el papel principal, no quería que la actriz de Sofía de Garay fuera alguien inconsciente, “Ilse tiene profundidad, agenda política y una mirada ante la vida que para mi era sustancial. Su energía contradictoria hacia el personaje le dio mucho poder en este mundo de frivolidades”, detalla la directora. 

Las Niñas Bien actualmente está en cartelera en salas de cine en México.

Las niñas bien
Looks Prada y Miu Miu

Fotógrafo: Fabián Martínez

Styling: Paulina Zas

Asistente de moda: Patricia Aguirre
Maquillaje: Mayela Sepúlveda y Alana Melina
Pelo: Rebeca Hernández y Rebeca Yurrita