El príncipe Harry pasó San Valentín dentro de un iglú decorado con fotos de su boda

1347
Principe Harry San Valentin
- Publicidad -

El 14 de febrero es un día lleno de muestras de amor: rosas, chocolates e iglús decorados con fotos de tu boda en Noruega, así fue el primer día de San Valentín para el príncipe Harry como un hombre casado.

El duque y la duquesa de Sussex tuvieron que estar separados en su primer día del amor como pareja recién casada, ya que Harry tuvo que volar a Noruega para visitar a las tropas británicas que se encuentran allá.

Publicidad

Sin embargo, los militares se aseguraron de que este día no pasará desapercibido para el príncipe y lo recibieron con una inolvidable sorpresa. La primera para de Harry al llegar a Noruega fue el Quincey Shelter, un lugar de resguardo para los militares cuando las temperaturas son extremas.

El lugar estaba decorado de una manera muy especial: velas, música romántica y fotos de la boda de los duques de Sussex hacían de ese pequeño iglú un lugar ideal para enamorarse de nuevo.

principe harry san valentin iglu noruega
Getty

Un detalle que sorprendió a Harry y con una sonrisa en su cara lo único que pudo decir fue “Tan raros ustedes, qué bien” a lo que agregó una pequeña broma “gracias por invitarme a su iglú tan romántico”.

Por su parte, el sargento encargado de la misión aseguró que al ver la decoración Harry no lo podía creer y que no paraba de sonreír, según reportó una periodista de realeza que acompañó al duque en su viaje.

Durante su visita, el royal vio algunos videos de lo que las tropas hacen en su día a día, comió con ellos y platico sobre la vida que llevan en Noruega, también tuvo la oportunidad de ver dos de los helicópteros que se encuentran en esa base y admitió extrañar mucho sus días como piloto.

Sin duda alguna fue un día de San Valentín muy diferente para Harry, pero recordar sus días como soldado británico también debió haber sido muy especial para él.