Cinco razones para ver Sex Education, la nueva serie de Netflix

La nueva comedia millenial se estrenó este fin de semana en Netflix.

2326
Sex Education. Foto: Netflix.
- Publicidad -

Este fin de semana se estrenó en Netflix la serie Sex Education, su nueva apuesta para el público millennial. Se trata de una comedia acerca, sí, del sexo, pero llevada de una manera que seguro te divertirá.

La historia va así: Otis, un nada popular estudiante de una secundaria rural en Reino Unido es hijo de una terapeuta sexual, así que toda su vida ha estado muy en contacto con el tema. Y por azares del destino (y por cierta cantidad de dinero) se convierte también en terapeuta de sus compañeros, a quienes ayuda a resolver sus dudas y problemas sexuales. 

¿Por qué deberías verla?

  1. La temática. Todas las inquietudes sexuales que te puedas imaginar se abordan en esta serie, pero con mucho humor. Otra cosa que nos encantó es que, como en toda preparatoria, aquí hay bullying, pero en lugar de regodearse en su dolor, las víctimas aprenden a vivir con eso, o incluso, lo usan a su favor. Entonces, esto no es otro 13 Reasons Why, ni nada por el estilo. Además, mientras presenta las situaciones absurdas y las no tanto, Sex Education reflexiona acerca de la virilidad, la virginidad, el aborto, la inclusión de la comunidad LGTB, entre muchos otros temas.
Publicidad

2. El humor. Esta serie es británica, así es que espera unos chistes menos obvios que los que verías en una producción de manufactura estadounidense. Incluso hay momentos de humor involuntario que nos hicieron doblarnos de risa. Además, aquí no hay risas grabadas, así que si las detestas, mucho mejor aún. Nos encanta que ningún personaje se salva, así que te reirás lo mismo del protagonista que de la sombra dos.

Gillian Anderson interpreta a la mamá de Otis. Foto: Netflix.

3. Las actuaciones. El protagónico de esta historia recae en los hombros de Asa Butterfield, conocido por su trabajo en historias como El niño con el pijama de rayas, Ender’s Game o  El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares. Lo acompañan en el “negocio” de las terapias su amigo gay Eric (sí también aborda esta temática) y la chica que le gusta, Maeve. Y ¿quién interpreta a la mamá de Otis? Gillian Anderson, a quien has visto en The X-Files y The Fall (también disponibles en Netflix). En Sex Education la verás como nunca antes, divertida y abordando la sexualidad humana de una forma muy particular.

4. La cero condescendencia. Ojo, aquí las cosas se dicen como son así que espera de pronto lenguaje crudo, nada de adornos. Y lo mismo con algunas escenas, son para gente de amplio criterio, pero estamos seguros, todo está justificado por el bien de la historia. Y a pesar de que en un principio te impacta, una vez que entiendes la historia y el ritmo, este tipo de escenas o diálogos te arrancarán una que otra carcajada.

5. La aceptación. Tanta gente no puede estar equivocada. La serie ha recibido muy buenas críticas en sitios como IMDb y Metacritic, por lo que espera ver una divertidísima serie, de mucha calidad.