Rubias, sutiles y nórdicas: ellas fueron las musas de Alfred Hitchcock

En la filmografía de Alfred Hitchcock, hay un patrón respecto al tipo de mujeres que elegía como protagonistas. La cual fue su búsqueda infita por Grace Kelly.

667
- Publicidad -

Alfred Hitchcock era un controlador. El maestro del suspenso cuidaba cada detalle en cada una de las más de 60 películas que hizo. Su cautela está grabada en los fotogramas  que forman sus filmes, pues estas imágenes cuentan una historia por sí mismos. De ahí que Hitchcock es el creador del cine de autor, pues tomó control de todo el proceso creativo.

‘Hitch’ extendió este control del guión hasta las actrices que interpretaron sus personajes. Al revisar su filmografía, encontramos un patrón de jóvenes rubias con aire de elegancia propio de la época, los años 40. Siendo el maestro del suspenso, pensaba que “la mujer misteriosa por excelencia es rubia, sutil y nórdica”. Así conservó un estereotipo de femme fatale donde ellas manipulaban al hombre. Seguido del extremo donde la mujer era humillada, a.k.a. la escena del ataque en Los Pájaros (1963).

Publicidad

De esta forma, las formas de Hitchcock para que las actrices interpretaran el papel como él quería, se volvieron controversiales. Desde Grace Kelly hasta Tippi Hedren, ellas fueron las mujeres que inmortalizaron los personajes de Hitchcock en el cine.

Grace Kelly

Antes de casarse con el príncipe Rainiero III y ser princesa de Mónaco, Grace Kelly tuvo una exitosa carrera como actriz. Incluso, como preludio de su destino, Grace rodó su última película con Hitch, To Catch a Thief (1955) en la Riviera Francesa. Dicha locación hizo que el fime tuviera un estilo y cinematografía impecables. Kelly y Alfred realizaron tres películas juntos y el director le adoraba tanto que en 1962, le propuso regresar al cine con Marnie, pero ella lo rechazó por su papel en la Casa Grimaldi.

Ingrid Bergman

Ingrid sobresalía entre las actrices por su belleza y antes que Grace, ella fue la primer musa de Hitchcock. La actriz comenzó a trabajar con el cineasta en Spellbound (1945) y de acuerdo con el documental Ingrid Bergman: In Her Own Words (2015), ella y el cineasta eran buenos amigos. Hasta que Bergman decide seguir los pasos del director Roberto Rosselini y termina los proyectos con Hitch. Notorius y Under Capricorn son otras películas que Ingrid realizó con el director inglés.

 

Vera Miles

No era secreto que Alfred buscaba a su nueva Grace y la encontró en Vera. Alguna vez el cineasta declaró :”Dirigiendo a Vera me siento igual que con Grace. Tiene estilo, inteligencia y cierta discreta cualidad”. Miles debutó con el director en The Wrong Man (1956) y participó con un personaje secundario en Psicosis (1960). Aunque realizó numerosas pruebas de vestuarios, no hizo más protagónicos con él porque cuando le dieron el papel principal en Vertigo (1958), Vera anunció su embarazo y no pudo grabar.

Janeth Leigh

Protagonizó la película más representativa del maestro del suspenso, Psicosis. La icónica escena de la ducha ha sido recreada en cine y televisión a través de la historia, pero en ese tiempo, el desnudo de Janeth fue controversial para los estándares conservadores en 1960. Antes de comenzar a rodar el filme, Hitchcock le advirtió: “Mi cámara es el amo absoluto, yo cuento mi historia a través de la lente, y por lo tanto necesito que usted se mueva cuando ella se mueve y que pare cuando ella para”.

Tippi Hedren

Su personaje más conocido es el que realizó con Alfred Hitchcock – Los Pájaros – y también con el que más sufrió. Aunque era una modelo sin experiencia en actuación y Universal Pictures no la quería, el director se impuso y la eligió por su belleza. Tippi ha denunciado el abuso y las tácticas extremas a las que Hitchcock la sometió. La actriz vivió manipulación mental y también física con el claro ejemplo de la escena donde decenas de aves le atacan. Previo al rodaje, Hitch encerró a Tippi en una habitación durante una semana y le lanzó pájaros vivos hasta que uno de ellos casi le daña la córnea de por vida.

Así que la frustración de la actriz en la película era totalmente genuina. Hedren tenía un contrato con Universal y a pesar del abuso que vivió en Los Pájaros, tuvo que acceder a grabar Marnie (1964), luego de que Grace Kelly no pudo regresar al cine por los problemas en Mónaco. El director inglés estaba obsesionado con Tippi.

Kim Novak

Para Vertigo (1958) – la mejor película de la historia de acuerdo con el ranking Sight & Sound – Hitchcock pidió a las diseñadoras de vestuario que confeccionaran todo un guardarropa para Kim no solo para la película, sino para el día a día. Pues el personaje es una mujer que se transforma hasta que pierdes noción de lo que es real y ficción. Novak fue problemática para el director porque se rehusaba a vestir los colores que le asignaban. No consideraba que ésto era parte de una estética cinematográfica. Al final, este protagónico levantó su carrera.