Esta es la millonaria suma que Kim y Kanye pidieron por su mansión de Bel-Air

901

La mansión de 4 kilómetros cuadrados que Kim Kardashian y Kanye West tenían en Bel-Air fue vendida a una novel cantante que no escatimó en gastos. Marina Acton, una filántropa ucraniania, pagó 17.8 millones de dólares por quedarse con la propiedad de la socialité y el rapero, informó TMZ.

¿La razón? Cree que ese espacio es creativo e inspirador, lo que le ayudará a perseguir su sueños de convertirse en cantante, además de que considera que Los Ángeles es el mejor lugar para iniciar.

Publicidad

La casa fue adquirida por el matrimonio en 2013, por 9 millones de dólares, convirtiéndose entonces en la venta más cara en la exclusiva comunidad. Además, invirtieron en una remodelación para hacer el edificio más moderno y minimalista.

Ahora, Kim y Kanye vivirán en su casa de Hidden Hills, la cual han remodelado por los últimos años.