Así fue la sencilla pedida de matrimonio del príncipe Harry a Meghan Markle

1325
Fotos: Shutterstock

La esperada propuesta de matrimonio del Príncipe Harry a Meghan Markle, luego de poco más de un año y medio de noviazgo, por fin se anunció ayer pero ésta no tuvo nada que ver con el lujo y exuberancia con el que se asocia a la realeza, fue bastante “normal” y hasta anticlimático porque según reveló la joven pareja, Harry le dio el anillo mientras cenaban un platillo de los más ordinario.

“Era una noche estándar para nosotros, estábamos cenando un pollo rostizado”, explicó Harry en entrevista a la BBC. Meghan, sentada a su lado, agregó: “Fue una increíble sorpresa, dulce, natural y muy romántica… puso una rodilla en el piso. Le dije que sí inmediatamente, de hecho ni lo dejé que terminara de proponerme matrimonio”.

Publicidad

La pareja, que se conoció en julio pasado en Londres por una amiga en común que les organizó una cita a ciegas, confesó que superaron el obstáculo de la distancia —Harry vivía en Londres y Meghan en Toronto, donde se filma la serie que protagoniza, Suits— no dejando pasar más de dos semanas sin verse.

Su primer reencuentro fue en África. “Yo la persuadí a que me acompañara a un viaje a Botswana, acampamos bajo las estrellas por cinco días. Fue fantástico poder estar solos”. Durante unos meses pudieron mantener su relación en secreto, hasta que en octubre de 2016 la prensa lo reportó por primera vez. La actriz estadounidense estuvo bajo la lupa de la prensa del corazón, quienes subrayaron que ella antes había estado casada, entre 2004 y 2011, con el actor Trevor Engelson. Su etnicidad —Meghan tiene ascendencia afroamericana por su madre— fue también un tema en la prensa que enfadó a Harry. Incluso la familia real  emitió un comunicado condenando la oleada de ataques sensacionalistas por parte de la prensa en contra de la pareja del príncipe.

“Yo traté de prepararla para todo lo que pasaría, pero creo que los no estábamos preparados para ese nivel de escrutinio”, dijo Harry. “Se pensaba que porque yo era actriz”, agregó Meghan, “debía estar acostumbrada a esto, pero yo nunca había formado parte de los tabloides. Creo que escribieron tantas cosas que no fueron ciertas que yo simplemente dejé de leer lo que se publicara, ya fuera positivo o negativo”.

El anillo que Harry le dio a Meghan, diseñado por la compañía británica de joyeros Cleave and Company, tiene un valor sentimental para él porque está compuesto de tres diamantes, dos de ellos pertenecían a la colección de su difunta madre, la Princesa Diana. El tercero es originario de Botsuana, en honor al lugar en donde se enamoraron.

La pareja se casará en la primavera de 2018.