La extraña enfermedad del actor que interpreta a Dustin en Stanger Things

2618
Netflix

Es innegable que cuando se estrenó Stranger Things en Netflix, el año pasado, mucha gente quedó extrañada por la apariencia física de Gaten Matarazzo, quien da vida a Dustin Henderson. Y fue el mismo actor, quien explicó de qué se trata.

El joven de 15 años, nacido en New Jersey, padece una enfermedad genética llamada displasia cleidocraneal, que, además de ser incurable, es muy poco conocida. Según el propio histrión, este padecimiento sólo afecta a una persona dentro de un millón.

Publicidad

“Tengo un caso muy leve así que no me afecta tanto, pero puede ser una enfermedad difícil”, explicó el año pasado, según un artículo de la BBC.

Los síntomas son variados aunque fundamentalmente afecta el crecimiento de huesos y dientes; por otro lado, las clavículas no se desarrollan completamente o pueden llegar a ser inexistentes.

Are you ready!?!? Season 2 is coming! Only a few more hours! Photo from my shoot with @coveteur!

A post shared by Gaten Matarazzo (@gatenm123) on

“Como resultado, los hombros son estrechos, están inclinados y se pueden unir frente al pecho de forma inusual”, explica el artículo.

También se llega a percibir en la talla de los pacientes, y hasta en sus movimientos: es común que tengas brazos y dedos cortos, sean bajitos y hasta tenga habilidad de mover las extremidades y hombros de forma extraña.

En cuanto a la dentadura, se registra la caída tardía de los dientes de leche, aparición tardía de los dientes de adultos, dientes con formas inusuales, mala alineación entre los dientes y las mandíbulas, dientes adicionales y quistes en las encías.

Thanks to @thewrap for the fun interview! Link in my bio! 😎😊

A post shared by Gaten Matarazzo (@gatenm123) on

 

Aunque la mayoría de los pacientes heredan de sus padres una mutación del gen RUNX2 en el cromosoma 6, también puede darse de forma espontánea.

Y aunque sí, es una enfermedad extraña, Gaten está contento de que su personaje, quien también la padece en la ficción, represente a quienes la padecen en la vida real.

“Mucha gente me escribió mensajes diciendo: ‘me hiciste sentir mejor sobre mí mismo’, por el hecho de poder mostrar en televisión que tienes la enfermedad y la aceptas”, dijo.