Estos son los lujos con los que a Jennifer Lawrence le gusta consentirse

7224

Jennifer Lawrence se caracteriza por ser una estrella bastante tranquila y con los pies en la tierra. Sin embargo, eso no le quita que pueda disfrutar la extravagente vida de Hollywood, que por lo que podemos ver a continuación, ¡la disfruta como los grandes!

Cuando comenzó a despegar su carrera con Silver Linings y Hunger Games compró una casa de más de 510 metros cuadrados en Bervely Hills que perteneció a Ellen DeGeneres. Incluso, la zona es como una comunidad privada donde viven otras celebridades como Cameron Díaz, Mila KunisAshton Kutcher.

Publicidad

Tras una entrevista en 2015, que se realizó en la cocina de la mansión de Lawrence, se sabe que la casa tiene un estilo toscano, además de cinco cuartos, un gimnasio, un cine y un salón glam. También se dice que contrató importantes decoradores para rehacer el espacio con cosas que solía desear de niña. Es importante decir que este lugar ha sido testigo de muchas fiestas, una en especial incluyó a Kris Jenner, quien en esa ocasión le llevó un pastel personalizado.

Getty Images

También tiene un loft de Tribeca en Nueva York que compró por más de 9 millones de dólares. El edificio es uno de los más seguros contra los paparazzis y tiene de vecinos a personalidades como Jake Gyllenhaal, Ryan Reynolds y Blake Lively. Además, el recinto es como un lujoso hotel, ya que tiene elevador directo al departamento, una espectacular tina y baño de vapor, asimismo tiene un acceso privado a la terraza.

En una otra entevista, la actriz confesó que los jets privados son su lujo preferido, ¡y es verdad! Siempre que tiene oportunidad de viajar entre sus dos casas o hacia alguna locación, por lo general usa aviones personales que la llevan a donde ella quiera y con las mejores comodidades.

Esto es lo que le dijo a la revista de moda: “La paso tan mal volando en aviones comerciales. Siempre quiero hacerlo: es más barato y más fácil, pero puedo estar acompañada de 300 personas en la puerta y alguien loco que lo arruina para todos. Volar en aviones privados es genial porque no tengo que preocuparme”.

Otro de sus lujos es un contrato multimillonario que tiene con Christian Dior, que le asegura maravillosos vestidos para las red carpets y un asiento en los mejores desfiles de París. Es bien sabido que a las estrellas se les consiente con ropa de diseñador, pero este contrato sin duda supera los límites.

Getty Images

Como podemos notar en sus fotos no solo usa vestidos de alta costura en las alfombras rojas, también viste de las mejores marcas en su vida diaria. Prácticamente es una modelo de Barneys en todo su esplendor. Usualmente, elige marcas como Ulla Johnson, rag & bone, Valentino, Alexander Wang, y cómo olvidar el abrigo de Alberta Ferreti de 3 mil dólares que usó para pasear por Central Park.

Por último, otro de sus caprichos más especiales, es su sexy guardaespaldas, el cual se ha hecho viral por lo guapo que está. Jen tiene que estar protegida así es que que mejor que con un hombre súper guapo, ¿o no?

Getty Images