Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

House of the Dragon temporada 2, episodio 4: Aterrizajes bruscos

¿Qué acaba de pasar?
lun 08 julio 2024 11:25 AM
eve-best.jpg
Rhaenys montando a Meleys

Spoilers a continuación.

Rhaneys Targaryen le dijo recientemente a Rhaenyra que “no hay guerra tan sangrienta como una guerra entre dragones”, y esta semana comenzamos a ver por qué. A medida que los verdes y los negros continúan aumentando sus ejércitos para la inminente guerra civil, las cosas finalmente llegan a un punto crítico en Rook’s Rest, donde ejércitos y dragones se enfrentan entre sí, al estilo de las clásicas batallas de Game of Thrones. Y, en la clásica moda de GoT, la supervivencia no está garantizada y las bajas son brutales.

Publicidad

Pero primero, fantasmas. Daemon sigue siendo atormentado en Harrenhal, esta vez con otra visión de la joven Rhaenyra (¡Milly Alcock otra vez!). Cree que están en la sala del trono, y ella lo provoca en Valyrio. La decapita, pero su cabeza cortada sigue hablando. "Esto es lo que querías, ¿no?" pregunta ella.

milly-alcock-matt-smith.jpg
House of the Dragon temporada 2, episodio 4

Es despertado por Lord Strong, quien le informa sobre los movimientos de su oponente: Los castillos de Rosby y Stokeworth han prometido sus ejércitos a Aegon con poca resistencia, y ahora el ejército de Criston Cole podría dirigirse a Harrenhal. Daemon espera encontrar apoyo en los ejércitos de la Casa Tully, pero el hijo adolescente de Lord Grover, Oscar, no ordenará que marchen mientras su abuelo esté en su lecho de muerte.

archie-barnes.jpg
House of the Dragon temporada 2, episodio 4

Publicidad

Mientras tanto, Rhaenys tiene una primera reunión muy interesante con Alyn de Hull. Parece que sabe que algo pasa con él. Pero no puede quedarse mucho tiempo, porque Baela la ha llamado de regreso a Dragonstone.

abubakar-salim-eve-best.jpg
House of the Dragon temporada 2, episodio 4

En King's Landing, una taza de té—diseñada para inducir un aborto—es entregada a la habitación de Alicent Hightower. (Parece que Criston Cole la dejó embarazada). Pero también tiene algo más en mente: después de su encuentro sorpresa con Rhaenyra en el episodio de la semana pasada, cuando aprendió el verdadero significado de las últimas palabras de Viserys, su duda ha comenzado a crecer. “¿Crees que Viserys quería que Aegon lo sucediera?” pregunta al Gran Maestre Orwyle. No hay forma de saberlo, le dice. Una vez que él se va, Alicent bebe el té, agarrándose el estómago.

kurt-egyiawan.jpg
House of the Dragon temporada 2, episodio 4

Publicidad

El consejo en Dragonstone, por otro lado, se pregunta dónde está Rhaenyra. (Por si olvidaste: estaba colándose en King's Landing para hablar con Alicent). Corlys tiene que recordarles que hay más que hacer que “criticar y luchar por el poder”.

Mientras Rhaenyra está desaparecida, Cole y el ejército verde están coaccionando a la Casa Darklyn para que se arrodillen ante Aegon. Aquellos que se niegan son decapitados, incluido su líder, Lord Darklyn. En lugar de dirigirse a Harrenhal, cambian de dirección.

Parece que se dirigen a Rook’s Rest, un pequeño castillo en la costa que cortaría a Dragonstone por tierra. Aegon está furioso por no haber sido informado de este plan y por haber perdido Harrenhal ante Daemon. Está aún más enojado porque su hermano, Aemond, y Larys Strong parecen estar conspirando sin él. Pero, ¿qué puede hacer Aegon? No es como si tuviera mejores estrategias en mente. Después de la tensa reunión, Larys visita a la Reina Alicent y nota el té embriagador. Parece estar dándose cuenta de su relación con Cole. (Verificación de tiempo: ¿Alguien más se dio cuenta de que solo han pasado semanas desde la muerte de Viserys?)

ewan-mitchell.jpg
House of the Dragon temporada 2, episodio 4

En Harrenhal, Daemon es atormentado por otra visión: una figura que parece Aemond deambulando por los pasillos, que resulta ser Daemon con el cabello y el parche en el ojo de Aemond. Encuentra a la espeluznante Alys Rivers preparando una extraña poción en la cocina, lamiendo sangre de sus dedos. Aparentemente, heredó las tareas de maestre después de que el último huyera en la noche. Ella le dice a Daemon que Harrenhal ha estado embrujada durante siglos, en parte debido a los árboles del corazón en la propiedad y utilizados en todo el castillo. Ella ya sabe sobre la naturaleza de su sueño y su relación problemática con Rhaenyra. Le ofrece una bebida de su sospechosa copa para ayudarlo a dormir.

gayle-rankin.jpg
House of the Dragon temporada 2, episodio 4

Cuando Daemon toma un sorbo, lo siguiente que sabe es que está en una reunión con la Casa Blackwood. Su estupor apenas comienza a desaparecer; confunde a una de las sirvientas con su primera esposa, Laena Velaryon. A pesar de la extraña reunión, los Blackwoods aún pueden prometer sus ejércitos a Rhaenyra, si Daemon y su dragón pueden hacer justicia a los Brackens primero.

nanna-blondell.jpg
House of the Dragon temporada 2, episodio 4

Aegon deja su reunión del consejo simplemente por aburrimiento (¡imagina hacer eso en el trabajo!) y se queja con su madre de que las personas a su alrededor, desde su hermano hasta su Mano y su consejo, no se preocupan por lo que él piensa. Alicent parece que tiene que contenerse para no reír. “¿Qué pensamientos tienes?” le pregunta. “¿Crees que simplemente usar la corona te imbuye de sabiduría?”

tom-glynn-carney.jpg
House of the Dragon temporada 2, episodio 4

Ella le recuerda que los hombres de su consejo tienen más experiencia que él, y le haría bien estudiarlos. Parece que después de la revelación de la Canción de Hielo y Fuego de Rhaenyra, Alicent se da cuenta de que poner a Aegon en el trono no era lo que esperaba. Ella lo critica aún más, diciendo que no es ni la mitad del rey que era Viserys: “Deberías estar buscando humildemente nuestras opiniones y consejos. No tienes idea de los sacrificios que se hicieron para ponerte en ese trono”.

Entonces, ¿qué debería hacer Aegon? “Simplemente lo que se necesita de ti: nada,” responde Alicent, dejándolo callado.

Finalmente, Rhaenyra regresa de su misión secundaria en King's Landing, todavía con la ropa de septa que usaba como disfraz. Por supuesto, su consejo cree que lo que hizo fue una locura, pero necesitaba saber con certeza que un acuerdo pacífico no era posible. Después de que las negociaciones de último recurso con Alicent fracasaron, está lista para aceptar que su lado debería enfrentar a Cole en el campo de batalla mientras se dirige a Rook’s Rest y se acerca a Dragonstone. Necesitan enviar un dragón para mostrar su fuerza. Su hijo, Jacerys, se ofrece a ir, pero después de lo que pasó con Luke, Rhaenyra no lo permitirá. En cambio, Rhaenys se ofrece a ir con Meleys, su dragón más grande con experiencia en guerra. Mientras ambos bandos se preparan para la batalla, Rhaenyra continúa la tradición y le cuenta a Jace, su heredero, sobre la Canción de Hielo y Fuego, tal como su padre hizo con ella.

eve-best-steve-toussaint.jpg
House of the Dragon temporada 2, episodio 4

El ejército de Cole avanza hacia Rook’s Rest con la esperanza de ganar el ejército y la lealtad de Lord Staunton, pero espera, Aegon tiene FOMO de batalla. No hará nada como aconsejó su madre; en cambio, se pone una armadura, se sube a su dragón, Sunfyre, y se une a las filas él mismo. Ojo, no tienen idea de que él viene.

Lo que esperan es que un dragón del lado de Rhaenyra se enfrente a ellos en la batalla. Cuando Rhaenys y Meleys vuelan sobre Rook’s Rest, sorprendiendo al ejército verde, Cole hace que sus hombres envíen una señal. Aparentemente, Vhagar y Aemond están escondidos en el bosque, esperando atacar. Pero primero, Aegon interviene, para sorpresa de todos. Cole usa su llegada para motivar a sus tropas: ¡Será mejor que luchen duro ahora que su rey está aquí con ustedes!

freddie-fox-fabien-frankel.jpg
House of the Dragon temporada 2, episodio 4

Pero la parte más interesante de la batalla está en el aire. Aegon y Sunfyre persiguen a Rhaenys y Meleys, y las dos parejas luchan en el aire sobre el castillo. Luego, entran Aemond y Vhagar. Aegon primero piensa que su hermano viene a salvarlo, pero parece que lo ataca en su lugar. Vhagar lanza fuego a los otros dos dragones, haciendo que Sunfyre y Aegon caigan del cielo. Rhaenys y Meleys parecen estar a salvo, pero en lugar de regresar a casa, se dan la vuelta y atacan a las tropas verdes. Sin embargo, Vhagar agarra a Meleys por el cuello y la mata. Cuando sus ojos se cierran, Rhaenys toma esto como su señal: Es el final para ella también. Se deja caer con su dragón, y los dos se estrellan contra el suelo debajo de ellos.

ewan-mitchell_2.jpg
House of the Dragon temporada 2, episodio 4

Pero espera, ¿qué pasa con Aegon? Criston Cole busca a su rey en el campo de batalla carbonizado y encuentra a su dragón caído en un claro del bosque. Aemond está allí, desenvainando (¿o enfundando?) su espada. “¿Dónde está Su Gracia?” pregunta Cole. Aemond señala hacia adelante con una daga de acero valyrio que encuentra en el suelo. El humo se disipa, revelando a Aegon, inconsciente en el suelo junto a su dragón gravemente herido.

ewan-mitchell_0.jpg
House of the Dragon temporada 2, episodio 4

¿Está vivo? ¿Está muerto? Cole no lo sabe. Simplemente cae de rodillas en estado de shock.

Este artículo se publicó por primera vez en ELLE US .

Publicidad