Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

5 razones por las que Dickinson es la serie de época que necesitas

La segunda temporada está aquí y ¡es mejor que la primera!
vie 08 enero 2021 03:39 PM
dickinson.jpg
Dickinson segunda temporada.

Dickinson es una serie que reimagina la vida de la poeta Emily Dickinson, donde ella se droga con opio, se enamora de su mejor amiga, fantasea con la muerte, rechaza el matrimonio, conoce a Louisa May Alcott (Mujercitas), habla como una adolescente de este siglo, mientras escribe la poesía que la hizo famosa tras su muerte.

Sabemos que las series de época son tendencia ahora mismo, pero mientras algunas se enfocan en el pasado, Dickinson es el cruce perfecto, y atrevido, entre la historia y la actualidad. Ya estrenó su segunda temporada y si aún no has visto la primera, ésta es la oportunidad perfecta para ver todo de un tirón en Apple TV+.

Publicidad

La poeta más moderna

Dickinson_Unit_Photo_02.jpg
Hailee Steinfeld como Emily Dickinson.

Una de las razones por las que Dickinson fue tan reconocida fue por la forma en que se atreve a todo. Protagonizada por Hailee Steinfeld, es la serie más arriesgada de Apple TV+ . Ubicada en 1850, los fans aman que la historia retrata el enamoramiento entre Emily y su mejor amiga, Susan, quien existió en la vida real y se casó con el hermano de la poeta, Austin Dickinson.

La serie retrata la bisexualidad de la protagonista, el feminismo, además de señalar el racismo, la cultura de la "cancelación", el ser "woke", la revolución de la época y más temas.

Comedia

Dickinson_Unit_Photo_05.jpg
Dickinson de Apple TV+.

La serie hace todas estas denuncias, pero no en un tono lúgubre, sino de comedia que te hace querer ver otro y otro capítulo. Esto gracias a la creadora y guionista, Alena Smith quien es la responsable de traer a la poeta de 1800 al 2021. Y por supuesto, la actuación de Hailee Steinfeld que le da al personaje lo espontáneo. De verdad vas a reír mucho con Emily.

Publicidad

Hasta de astrología

Dickinson_Photo_010302.jpg
Dickinson en Apple TV+.

La segunda temporada de Dickinson se siente más actual, pues realmente refleja la sociedad en que vivimos. Hablan de la fijación que tenemos hoy, y me incluyo, con la astrología, los signos zodiacales y hasta los cuarzos. Cada viernes hay un capítulo nuevo de la segunda temporada en Apple TV+.

De la fama y la cultura de la celebridad

Dickinson_Photo_020301.jpg

“En la segunda temporada los temas son fama, atención y esto siendo un estallido de la cultura de la celebridad. Emily va descubriendo eso mientras pasa, y era algo que estaba muy emocionada de profundizar porque de nuevo, Alena tiene esta gran habilidad de unir ese mundo con el nuestro”, expresó Hailee Steinfeld en entrevista.

En esta segunda temporada, Dickinson está por ver sus poemas publicados y empieza a lidiar con la idea de la fama, sobre todo porque una mujer escritora resaltaría mucho en la época. "Emily considera que hay algo que hay algo muy peligroso en la fama para ella y ahí vemos su inspiración”, continuó la actriz de 25 años.

Publicidad

Los Dickinson

Dickinson_Photo_010702.jpg

No solo Emily es ingeniosa, sino todos los que la rodean. Su familia es una parte muy importante de cómo ella se percibe, cómo lucha por ser una poeta, y de cómo lograr ser publicada en 1850 en el Springfield Republican. Sus hermanos Austin y Lavinia, junto con su madre, hacen una familia muy peculiar.

Poemas

En Dickinson también encontrarás los poemas de Emily, imaginados para la serie, por ejemplo, "Fame Is a Fickle Food" es el que guía toda la temporada, retomando el conflicto que la fama causaba para la poeta en vida real. Además de que por más loco que suene, el concepto de la fama no viene exactamente del siglo XX y los papparazis. "Cuando profundizas en la historia, encuentras que nuestras ideas modernas sobre la celebridad básicamente se inventaron en esta época, [debido] a la llegada del telégrafo, la aceleración de las comunicaciones y la tecnología y el auge del periodismo impreso", explicó Alena Smith a Vanity Fair.

Publicidad