Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ellas hacen cine: Dariela Ludlow

Dariela es autora de la fotografía en películas como Las Niñas Bien y Los Adioses. En esta conversación habla de cómo ha sido abrirse camino en la cinematografía, un sector predominado por hombres.
mar 15 septiembre 2020 02:48 PM
Dariela Ludlow
Dariela Ludlow fotografiada por Nuria Lagarde para ELLE México.

SEIS DIRECTORAS, FOTÓGRAFAS, GUIONISTAS Y PRODUCTORAS DE CINE MEXICANAS HABLAN DE CÓMO HA SIDO ABRIRSE CAMINO EN LA INDUSTRIA Y DESHACERSE DE LOS ESTEREOTIPOS EN TORNO A LA MUJER. ADEMÁS DE ABORDAR LA LLAMADA "MIRADA FEMENINA". ELLA ES DARIELA LUDLOW.

“Mi trabajo siempre es empezar de cero. Es una búsqueda constante de mi mirada, porque la experimentación, el autoconocimiento y la autorreflexión no paran nunca”

- Dariela Ludlow.

Dariela Ludlow se gradúo del Centro de Capacitación Cinematográfica en la especialidad de Dirección y Dirección de Fotografía. Ha trabajado como directora de foto en cine, televisión y publicidad. En 2018 fue nominada al Ariel por su película Los adioses y en 2019 nuevamente por Las Niñas Bien. Hoy, además de trabajar en proyectos propios con su casa productora Chamaca Films, experimenta su faceta como mamá y también hace dirección de fotografía para una de las series más populares de nuestra era, Narcos.

Publicidad

ELLE: ¿SER MUJER HA SIDO UN OBSTÁCULO EN TU CARRERA PROFESIONAL?
DL: Creo que en cualquier profesión siempre es más difícil si eres mujer. Nosotras hemos abierto paso en el mundo laboral poco a poco y a la fuerza. Me he enfrentado a micromachismos, machismos y misoginia, pero siempre pensé que esa gente era retrógrada y no les di el poder de afectarme. No dudo de mí y nunca me menosprecié por ser mujer. La clave es tener tu autoestima y seguridad clarísimas.

ELLE: ¿CÓMO ENCUENTRAS EL TRABAJO ENTRE MUJERES EN EL CINE?
DL: Así como "detrás de un gran hombre, hay una gran mujer", creo que "detrás de una gran mujer, hay otra gran mujer”. En el cine trabajo con muchas mujeres talentosas como Ale Márquez o Natalia Beristáin , que además son mis grandes amigas. Para nosotras es muy natural construir en horizontal y no en vertical. Construimos entre todas y así crecemos todas. Tenemos a gente a nuestro alrededor de quien aprendemos y a quien no solo mandamos. Tiene que ver con solidaridad, y no significa que los hombres no lo sean. He trabajado con hombres increíblemente solidarios y generosos, pero ellos no han tenido que construir estrategias colaborativas para destacar, ni para alcanzar puestos de poder.

Para nosotras es muy natural construir en horizontal y no en vertical. Construimos entre todas.

ELLE: ¿CÓMO DESCUBRISTE TU IDENTIDAD COMO CINEFOTÓGRAFA?
DL: El proceso para encontrar tu identidad nunca termina. Para eso hay que entender la vida como un proceso, no como una meta y ver la importancia del proceso mismo. He tenido varios momentos en mi vida en los que me he descubierto. A los veinticinco me di cuenta de que yo era responsable de mi propia felicidad y no la basaba en mis relaciones ni en mi profesión. Y después, la maternidad me hizo resetearme como ser humano; la vida como la conocía ya no fue la misma. Y así, con todo. En mi trabajo siempre es empezar de cero: un director diferente, una historia diferente, como si no supiera nada. Es una búsqueda constante de mi mirada, porque la experimentación, el autoconocimiento y la autorreflexión no paran nunca.

Publicidad

ELLE: ¿CUÁL ES TU REFLEXIÓN SOBRE EL CINE Y LA PANDEMIA?
DL: En estos meses ha sido imposible volver a las mega- producciones. Y sin embargo, una película hermosa como Amour de Michael Haneke, sí se podría filmar. ¡Qué curioso que las historias íntimas, chiquitas y personales sí se puedan! ¿Qué me está queriendo decir la vida? Quizá regresar a lo esencial. Si no puedo filmar con una producción de más de diez personas con un crew de iluminación, pues me pongo a ver la luz de Dios, como se filmaba antes.

Publicidad
Publicidad