Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ellas hacen cine: Alejandra Márquez Abella

La directora de 'Las Niñas Bien' cuestiona el feminismo, el cine feminista, la sororidad en la industria, y reflexiona sobre el cine como herramienta.
mar 15 septiembre 2020 02:00 PM
Alejandra Márquez Abella
Alejandra Márquez Abella. Retrato: Nuria Lagarde para ELLE México.

SEIS DIRECTORAS, FOTÓGRAFAS, GUIONISTAS Y PRODUCTORAS DE CINE MEXICANAS HABLAN DE CÓMO HA SIDO ABRIRSE CAMINO EN LA INDUSTRIA Y DESHACERSE DE LOS ESTEREOTIPOS EN TORNO A LA MUJER. ADEMÁS DE ABORDAR LA LLAMADA "MIRADA FEMENINA". ELLA ES ALEJANDRA MÁRQUEZ ABELLA.

“En mi trabajo el tema de género es un embudo por el que paso todos mis proyectos” - Alejandra Márquez Abella.

Alejandra Márquez presentó su primer largometraje Semana Santa en 2015, pero cuatro años después llegó el título que sería un parteaguas en su carrera, no solo por estar nominado a mejor largometraje en el Festival Internacional de Cine de Morelia y los premios Ariel, sino por cambiar su manera de contar una historia en el cine.

Publicidad

ELLE: ¿QUÉ OPORTUNIDAD ENCONTRASTE EN LAS NIÑAS BIEN PARA CAMBIAR TU PERSPECTIVA COMO DIRECTORA?

ALEJANDRA MÁRQUEZ (AM): Intuitivamente tenía claro lo que sentía con la historia y tiene que ver con el desarrollo de las narrativas. Hay muchas maneras de filmar una película, creo que no hay historias malas que no se deban contar o que no se puedan cuestionar a través del lenguaje cinematográfico, Las Niñas Bien me hizo descubrir que puedes tener una postura política frente a un contenido y eso me destapó la mente y me hizo hacerme muchas preguntas sobre feminismo y cine feminista.

ELLE: ¿EN DÓNDE ESTÁ PLASMADO ESE FEMINISMO?

AM: En cuestionar cómo esas mujeres, por conservar su privilegio de clase, renuncian al feminismo en general. La película habla de esto y cómo cerca de las élites las mujeres siguen siendo oprimidas, ni siquiera ahí son libres. Hacer esta denuncia, tratar de retratarlo, fue mi forma de hacer un acercamiento feminista a ese material.

ELLE: ¿CÓMO EXPRESAS EN TU CINE ESO QUE TE HACE ENOJAR?

AM: Me enojan muchas cosas, pero a lo que más le doy tiempo es al feminismo. De entrada ser mujer y ser directora de cine suena muy bonito, pero es complicado. Necesitas aguantar muchas cosas e ir desbloqueando muchos niveles, no es fácil. En mi trabajo el tema de género es un embudo por el que paso todos mis proyectos. Ocupo mi tiempo de voluntariado en Ya es hora, una iniciativa que armamos con diferentes mujeres de la industria, tenemos un podcast y mi papel ahí es investigar, leer, desmenuzar y hablar con más gente sobre las narrativas y la mirada femenina; qué significa desde el guion hasta la producción y la dirección. El cine es una herramienta de propaganda poderosísima y siempre ha representado la mirada masculina, pero ahora nos toca que se neutralice y nos mire a todos como personas iguales.

Publicidad

ELLE: ¿CON QUÉ DIFICULTADES TE HAS TOPADO COMO DIRECTORA?

AM: Al final yo estoy aquí, estoy haciendo cosas, tengo presupuestos, la gente me respeta y no me puedo quejar. Lo preocupante es que detrás hay un montón de chavas que tal vez no van a lograr darle al mundo su versión y eso me parece muy escandaloso.

ELLE: ¿CÓMO EXPERIMENTAS LA SORORIDAD EN LA INDUSTRIA?

AM: Es complicada. Siento que entre directoras estamos alejadas. La industria nos homogeneiza, nos ven como si fuéramos lo mismo y eso no solo nos deshumaniza y nos quita nuestras particularidades, sino que nos da la sensación de que no hay lugar para todas, entonces se vuelve inevitable la competencia. Yo siento que eso nos afecta mucho. Si no nos confían los presupuestos y no confían en nuestra capacidad artística, empezando por la industria, si no hay respeto ahí, ¿cómo lo va a haber en un set?

Publicidad
Publicidad