Juste un Clou, la belleza es sutil

254
Cortesía
- Publicidad -

Lo sutil guarda en su interior una magia especial que solo algunos pueden entender. ¿Cómo transformar lo cotidiano en sublime expresión de diseño? Quizá fue esta la pregunta que respondió el gran artesano Aldo Cipullo al dar vida a Juste un Clou, el primer brazalete clavo creado para Cartier en medio de la efervescente escena neoyorquina de 1970.

A tantos años de haber visto la luz, esta joya continúa cautivando los sentidos al mezclar lo mecánico con lo artístico, característica que le da vigencia a través del tiempo sin perder su espíritu contemporáneo. El objeto se vuelve eterno, lo sencillo abraza la muñeca de quien lo usa para mostrar una vitalidad capaz de salirse de lo establecido.

Cortesía
Publicidad

Celebridades como Rihanna, Miley Cyrus o Lenny Kravitz, supermodelos de la talla de Miranda Keer y Karlie Kloss o actrices top entre las que se encuentran Kristen Stewart y Lilly Collins, son solo algunas personalidades que han caído ante el encanto de esta obra maestra de la joyería moderna.

Y es que al poner atención en la nueva versión de Juste un Clou, el amor entra por los ojos, pero al portarla, el romance se vuelve eterno. La pulsera hoy luce más delgada y con mayor flexibilidad, capaz de adaptarse a la muñeca con un rápido movimiento que demuestra su audacia.

Mujeres y hombres por igual disfrutan la rebeldía y energía en estado puro que revela esta maravilla firmada por Cartier a la que, a lo largo de décadas, se le ha reconocido como un objeto tribal y símbolo de estilo.

En clásico oro amarillo o rosa, este no es únicamente un accesorio para lucir, sino un capítulo en la historia y una declaración de libertad para quien busca mostrar sin miedo la esencia que le habita.